El gesto de policías de EEUU que muchos aplauden tras un año desbordado de brutalidad

Jesús Del Toro
·3  min de lectura

Numerosos casos de prepotencia y brutalidad policiaca laceran con exasperante frecuencia a Estados Unidos. Los casos más graves, en los que han muerto personas, han generado indignación y movilización social a escalas enormes, como las manifestaciones que se dieron a mediados de año para expresar repudio tras la muerte de George Floyd a manos de oficiales en Minnesota.

Por ello, lo que sucedió recientemente en la localidad de Harvey, Illinois, al sur de Chicago ha provocado que algunos aplaudan lo que consideran una actuación correcta de policías con un guardia privado con aparentes tendencias brutales.

Un policía contiene a guardia privado que agredió a un detenido esposado en Harvey, Illinois. (Captura de video Facebook / Erica Remeseur)
Un policía contiene a guardia privado que agredió a un detenido esposado en Harvey, Illinois. (Captura de video Facebook / Erica Remeseur)

Todo ello se ve en tres videos publicados en Facebook por Erica Ramseur que se ha vuelto virales.

En los videos se muestra primero, de acuerdo a Daily Dot, a personas que serían guardias de seguridad privada sometiendo contra el suelo de la calle a un hombre afroamericano.

No es clara la razón, ni de qué empresa o entidad son esos guardias de seguridad (en redes sociales se especula que serían guardias de un centro comercial), pero al poco arriban rápidamente autos de la policía de Harvey y se hacen cargo del arresto.

En un segundo video se ve que el detenido es alzado del suelo por policías y conducido hacia un vehículo policial cercano.

Entonces, uno de los guardias de seguridad agrede al detenido en la cara pero uno de los policías se interpone y empuja y obliga al guardia a alejarse. Cabe señalar que los guardias de seguridad, si bien realizan tareas de protección y vigilancia, no tienen autoridad formal como sí la tienen los oficiales de policía.

Y en un tercer video, indica el Daily Dot, se muestra que los policías le han colocado esposas al guardia que golpeó al detenido, y lo mantienen controlado contra uno de los vehículos policiales.

A reserva de que se clarifiquen las circunstancias del caso, que policías hayan defendido a un detenido afroamericano de la agresión de un guardia de seguridad ha sido calificado como la forma correcta de proceder, y que se haya esposado a ese agresor sugiere una actitud también apropiada para frenar y hacer rendir cuentas a quienes hacen uso injustificado de la fuerza.

Otros han reaccionado con escepticismo, según el citado portal, y dicho que los policías actuaron así porque el agresor era un guardia privado, porque si el agresor hubiese sido otro policía no habría sido contenido de esa manera. E incluso, según el Daily Dot, se especuló que los policías solo actuaron así porque sabían que estaban siendo filmados por una tercera persona.

Sea como sea, y considerando que se sabe muy poco de las causas y detalles de ese incidente, es claro que las autoridades policiales y también quienes sin serlo asumen tareas de seguridad, deben respetar los derechos de todas personas y evitar el uso de fuerza desproporcionada o injustificada.

Y que los oficiales de policía deben acatar esa premisa y hacerla también acatar a otros individuos o grupos que realicen tareas de protección y vigilancia, como habría sucedido en el citado caso.

Si eso se cumple se darán pasos auspiciosos para erradicar la brutalidad policiaca y para reformar a las policías de Estados Unidos.

EN VIDEO: Padres de Parkland regalan galletas con "balazos" a la asociación del rifle