Video: otro insólito golazo de Federico Pizarro sin tiempo y casi sin ángulo

LA NACION
·3  min de lectura

No había tiempo más que para un tiro. Con una dificultad: el pequeño arco de handball, además de un guardameta, tenía delante una barrera de seis hombres. Y otra: la portería estaba en diagonal, es decir, el ángulo para el remate era más chico. Pero el argentino Federico Pizarro sabía del tema, tenía experiencia. Una más: el tanteador estaba 26-26, o sea que estaba en juego la victoria.

Al zurdo de Ciudad Encantada, club de handball de Cuenca, España, se le confió el penal. Granollers, el adversario, había llegado a estar al frente por cinco tantos, pero Cuenca remontó y pasó al frente por dos (26-24) y el local se rehízo para llegar en empate en 26 a la última acción del partido por la 22ª fecha de la liga Asobal, la española de balonmano. Pizarro se inclinó y ejecutó el latigazo y la pelota ingresó por el ángulo inferior izquierdo del arco (mirado desde la perspectiva del atacante), ante un sorprendido Marc Guàrdia.

El gol en la última acción para Cuenca

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Parecía imposible, a tal punto que todos quedaron absortos. El arquero, resignado, casi avergonzado. Los integrantes de la barrera, impotentes, incrédulos. Y Pizarro, sentado, mirando hacia sus compañeros con los brazos extendidos. El grito de gol fue estruendoso. Ciudad Encantada ganó por 27-26. Y en el festejo quedaron involucrados otros argentinos: Lucas Moscariello, Pablo Simonet y Pablo Vainstein.

Seis Naciones. Cachetazo de Gales a Inglaterra, con dos tries controvertidos

Los tres fueron parte del seleccionado que por un gol no alcanzó los cuartos de final en el Mundial Egipto 2021. La derrota contra Qatar (26-25) lo marginó del acceso a los playoffs, y en aquel partido la última chance quedó también en manos de Pizarro y casi sin tiempo. Apenas pasado el medio de la cancha el ex jugador de Sedalo y de UnLu disparó por abajo pero recibiendo una infracción que los jueces no sancionaron. La atajada de Mohamed Abidi sentenció a los Gladiadores.

La jugada final frustrada frente a Qatar, en el resumen del partido

Pero Pizarro tenía un excelente antecedente. En los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, la situación era muy simlar a la que resolvió frente a Granollers, con algunas diferencias no menores: el rival, Brasil; cinco y no seis rivales en la barrera; el costado de la cancha (derecho), la etapa del encuentro (primer tiempo), y la instancia del torneo, la final. Aquella vez, el número 3 se arqueó insólitamente para disparar por su derecha, dejándose caer, y el balón también pasó entre el arquero y el primer palo. La rivalidad de un Argentina vs. Brasil le dio más épica al golazo, que quedó en la historia: sirvió para el 26-23 definitivo que reportó la primera medalla dorada en handball en Juegos Panamericanos en la historia y la primera clasificación para los Olímpicos.

El gol en la última acción para la Argentina contra Brasil

Tiger Woods: todo lo que debería hacer para volver a jugar al golf