Bou: "Para que me convoquen, necesito que no haya delanteros de tanta jerarquía"

Cuando en agosto de 2014 Gustavo Bou se sumó a Racing pedido por Diego Cocca y tras un pobre paso por Gimnasia de La Plata, los rumores no se hicieron esperar. Que llegaba porque lo había acomodado su representante, Cristian Bragarnik, que era el mismo agente que el del entrenador. Que había un arreglo y que el DT se beneficiaba con la llegada de Bou (por su relación con el agente).

De Bou se dijo de todo, menos que era un jugador capaz de transformarse en una de las figuras y referentes indiscutidos de un Racing que se consagró campeón en 2014 con una Pantera presente en 15 partidos y con 10 goles.

"Soy un agradecido a Racing, por eso mi prioridad este año fue quedarme. Estoy feliz y cómodo y eso me deja muy tranquilo", le dice a Goal el Bou que ya suma 44 goles en la Academia y que termina cada partido en el Cilindro ovacionado por los hinchas.

Eso sí, no sólo admiran al delantero los fanáticos del conjunto de Avellaneda. La Pantera se transformó en uno de esos jugadores que al fanático del fútbol le gusta observar. Así se lo hacen ver los 60 chicos que participan de un entrenamiento en la Nike Academy , en Buenos Aires, que tuvieron la oportunidad de trabajar a la par del goleador y de recibir sus consejos. "Sos un fenómeno", le dice un pibe que se acerca algo tímido al atacante de Racing. La respuesta de Bou es una sonrisa y una invitación a entrenarse. "Lo más importante es trabajar, probar una y otra vez", le aconseja el futbolista a ese hincha de Boca que no puede creer tenerlo al lado y le pide que se ponga la del Xeneize para jugar con su hermano Walter.

Gustavo se ríe y sigue trabajando. Él, la pelota y un arco es todo lo que necesita para ser feliz. Y se le nota.

PS Gustavo Bou Racing