Victoria sobre Selknam. La Superliga le queda chica a Jaguares XV y Jaguares XV le queda chico a Sebastián Cancelliere

Alejo Miranda
·4  min de lectura
La velocidad es una característica de Sebastián Cancelliere desde que era un niño; de hecho, de ella deriva su sobrenombre, "Erre".
La velocidad es una característica de Sebastián Cancelliere desde que era un niño; de hecho, de ella deriva su sobrenombre, "Erre".

A los seis años lo apodaron “Erre” porque era “re rápido”. En infantiles, los entrenadores tenían que sacarlo porque agarraba la pelota y corría al try sin dársela a nadie; sus compañeros se aburrían. Si la Superliga Americana de Rugby (SLAR) le queda chica a Jaguares XV, Jaguares XV le queda chico a Sebastián Cancelliere. Cinco tries anotó en la goleada a Selknam en Uruguay para llegar a 14 en el certamen, y así como el equipo argentino sigue cómodo en la vanguardia con el puntaje ideal, él lidera la tabla de trymen con amplitud.

Cancelliere es uno de los jugadores más experimentados del plantel de Nacho Fernández Lobbe, que derrotó al conjunto chileno por 68-8 en Montevideo por la 8ª fecha de la Superliga Americana. Una nueva goleada y una nueva actuación superlativa del wing, que venía de hacerle cuatro tries a Cafeteros Pro.

Compacto de Selknam 8 vs. Jaguares XV 68

Es uno de los tantos fenómenos surgidos de la cantera de Hindú y hoy, a los 27 años, es uno de los líderes de Jaguares XV, en el que comparte el plantel con su hermano Martín, un año mayor. Es de la camada ’93, al igual que otras figuras, como Felipe Ezcurra y Tomás Lavanini. Acumula 10 caps en los Pumas y tuvo mucha participación en el Súper Rugby en las últimas tres temporadas de Jaguares. La prueba de que está en otro nivel: al término del certamen, emigrará para jugar en Glasgow Warriors, de la Liga Celta.

Pero si bien de muy chico ya insinuaba un destino galáctico, no le resultó fácil llegar a lo más alto. Sus primeros pasos en los seleccionados nacionales fueron en Argentina XV, pero como 9, puesto en que fue dirigido por Nicolás Fernández Miranda en la M19, y no terminaba de convencer. Ante la superpoblación de medio-scrums en Hindú, se ubicó como wing, y se cansó de hacer tries. En 2017 tuvo una temporada descollante y por fin se ganó la convocatoria a los Pumas. Jugó tres partidos en la ventana de noviembre (marcó ante Italia su primer try, cuando fue uno de los mejores) y se sumó a Jaguares al año siguiente.

NBA. Otro argentino en el radar: el jugador que puede seguir a Campazzo y Deck

Pese a sus buenos rendimientos en el Súper Rugby, no fue incluido entres los 31 mundialistas para Japón 2019. Y el año pasado integró el plantel que jugó el Tri-Nations, pero no jugó ni un minuto. Nunca bajó los brazos. En plena pandemia se recibió de ingeniero industrial. A principios de año se casó con Paz Medina. Empezó la temporada con incertidumbre por la falta de equipo, pero cuando se confirmó la Superliga puso todo su empeño en eso, aun cuando se concretó el pase a Europa.

Jaguares XV sigue siendo muy superior a todos los adversarios en la Superliga Americana, pero en este caso fue menos imponente y no tuvo tan buen funcionamiento.
gaspafotos


Jaguares XV sigue siendo muy superior a todos los adversarios en la Superliga Americana, pero en este caso fue menos imponente y no tuvo tan buen funcionamiento. (gaspafotos/)

Así se explica también que haya jugado los 560 minutos de Jaguares XV en la Superliga. No sólo se destaca por los tries, sino también por las ganas de jugar que muestra cada vez que toca la pelota, siempre con el in-goal como meta, abusando de su velocidad y su potencia. En los primeros partidos alternó como medio-scrum, función que él prefiere más allá de que claramente se ha destacado más como wing. Contagia con sólo mirarlo por televisión, y es un gran ejemplo para un grupo que tiene muchos jóvenes que dan sus primeros pasos en el rugby profesional.

Ilya Ivashka: el futuro rival de la Argentina en la Copa Davis que estuvo cerca de vencer a Nadal sobre la superficie que el español domina como nadie

La performance individual de Cancelliere refleja la victoria sobre Selknam. El resultado abultado no termina de expresar la actuación de Jaguares XV, ya que al equipo argentino le costó imponer condiciones y desplegar su rugby frente a la dureza de la defensa chilena y la lentitud de la salida de la pelota en los rucks. La diferencia se gestó en acciones individuales (sobresalió Cancelliere), en el aprovechamiento de jugadas rotas y contraataques y en el desgaste mental que produjo en el rival el abultado marcador. Hubo momentos de lucidez y buenos tries colectivos, sí, pero no con la solvencia de otros partidos.

El lunes, por la penúltima fecha de la etapa regular, Jaguares XV tendrá una nueva prueba, contra Olimpia Lions, el conjunto que en la primera rueda más lo complicó, aunque más no fuera por 30 minutos. Está claro que el equipo de la UAR es de otro nivel. Y está claro que Cancelliere está otro escalón más arriba.