Vicente Del Bosque, 70 años en 7 instantáneas

Agencia EFE
·6  min de lectura

Madrid, 23 dic (EFE).- Vicente Del Bosque, ex jugador y entrenador del Real Madrid y exseleccionador nacional de España, cumple este miércoles 70 años para firmar una cifra redonda con 7 instantáneas que marcaron la trayectoria del hombre que condujo a "la Roja" hacia la consecución de su único Mundial de fútbol.

Retirado desde 2016, Vicente Del Bosque completó una carrera inolvidable casi siempre relacionada con el Real Madrid, donde inició su andadura como jugador a principios de la década de los 70 hasta su salida definitiva en 2003 tras casi 20 años en diferentes cargos relacionados con el banquillo. Después, con España, alcanzó la gloria en el Mundial de Sudáfrica y en la Eurocopa de Polonia y Ucrania. Estos son las 7 instantáneas clave de la carrera de Del Bosque.

1. SU DEBUT PROFESIONAL Y LA FINAL DEL CASTELLÓN

Captado por ojeadores del Real Madrid para jugar en el filial, Del Bosque tuvo que marcharse cedido del club blanco para completar su formación. Fue en el Córdoba donde consiguió debutar en Primera División. Lo hizo un 17 de octubre de 1971 en el estadio El Arcángel en la séptima jornada de Liga durante un partido ante el Espanyol. Jugó los últimos trece minutos tras saltar al campo en la segunda parte por Fermín Gutiérrez. Su equipo ganó 3-1 y Del Bosque inició su leyenda. A lo largo del curso 1971/1972 acumuló un total de 19 partidos, después volvió a ser cedido otra temporada.

Y fue en el Castellón donde explotó definitivamente para regresar e instalarse definitivamente en el Real Madrid. A lo largo del curso 1972/1973 firmó una gran temporada en la que marcó cinco tantos en treinta partidos coronados con un gran quinto puesto en Liga y la final de Copa, la única que ha jugado en su historia el Castellón, y que perdió 2-0 frente al Athletic en el Estadio Vicente Calderón.

2. LA FINAL DE LOS GARCÍA PERDIDA

Del Bosque jugó su primer partido oficial en el Real Madrid un 9 de septiembre de 1973 en el estadio Santiago Bernabéu frente al Granada. Sustituyó a Velázquez en la segunda parte y en ese momento inició una carrera de once temporadas en las que ganó 5 títulos de Liga (1974/75, 1975/76, 1977/78, 1978/79 y 1979/80) y 4 Copas del Rey (1974, 1975, 1980 y 1982).

Sin embargo, hubo un trofeo que se le atragantó a Del Bosque, el más importante: la Copa de Europa. El Real Madrid, huérfano del título desde 1966, alcanzó una final en la que participó Del Bosque. El 27 de mayo de 1981 en el Parque de los Príncipes de París, el exseleccionador español vivió su día más amargo como futbolista blanco tras perder 1-0 con el Liverpool con el tanto de Alan Kennedy que dejó sin título a la "generación de los García".

3. LA EUROCOPA DE ITALIA 80: SU ÚNICO GRAN TORNEO CON ESPAÑA

Vicente Del Bosque no fue un asiduo en la selección española. Llegó a ser internacional en 18 ocasiones. Debutó junto a Carlos Santillana un 17 de abril de 1975 en un partido frente a Rumanía (1-1) de clasificación para la Eurocopa de 1976 y participó en el pase de España al Mundial de Argentina 1978. Sin embargo, mermado por una rotura de tibia, Ladislao Kubala finalmente le dejó fuera en la lista final de elegidos.

Después aún continuó en la selección y tuvo tiempo de participar en la Eurocopa de Italia 1980. Fue su único gran torneo con la selección y no tuvo mucha suerte. España cuajó una mala Euro y tras empatar 0-0 contra Italia y perder 2-1 con Bélgica y 1-2 con Inglaterra, dijo adiós en la fase de grupos. Del Bosque también se despidió. Sólo jugó 54 minutos contra Bélgica y ya no volvió nunca más a la selección.

4. SU RETIRADA EN EL REAL MADRID Y SU PASO A LOS BANQUILLOS

Su cambió del césped al banquillo fue casi automático, sin un anuncio expreso y sin una retirada al uso como se anunciaba en la época, con un partido homenaje incluido. Después de dos temporadas en las que apenas contó para Alfredo Di Stéfano, la salida del técnico en 1984, sustituido por Amancio Amaro en el cargo, cambió su vida por completo.

El 22 de mayo de 1984, justo después del primer entrenamiento con Amancio al frente, se oficializó que sería el segundo de Juan Santisteban en el Castilla. Su último partido con la camiseta blanca lo disputó el 25 de enero de ese mismo año ante el Barcelona Atlético en los octavos de final de la Copa del Rey. Meses después, inició su leyenda en los banquillos: "Podría haber seguido alguna temporada más como jugador. Ahora me queda mucho camino por recorrer, pero en un par de temporadas veremos si vivo o no para esto. Lo que sí puedo decir es que ayudar a Santisteban en el Castilla me hace muchísima ilusión", dijo el día que cambió el césped por los banquillos.

5. PARÍS Y GLASGOW, SU CENIT EN EL BANQUILLO DEL REAL MADRID

Las Copas de Europa que no consiguió ganar como jugador las logró como entrenador. Durante años fue técnico de las categorías inferiores del Real Madrid con apariciones esporádicas en el primer equipo para sustituir temporalmente a entrenadores destituidos como Benito Floro en 1994 y Jorge Valdano en 1996. Por fin, en la campaña 1999/2000, se convirtió oficialmente en entrenador del Real Madrid. Aguantó en el cargo hasta junio de 2003. Ganó dos Ligas (2001 y 2003), una Supercopa de España (2001), una Supercopa de Europa (2002) y un Mundial de Clubes (2002).

Pero, sin duda, sus dos títulos más importantes fueron las Copas de Europa de 2000 y 2002. Las ganó en París y en Glasgow al Valencia (3-0) y al Bayer Leverkusen (2-1), respectivamente. Fue su mejor legado como entrenador del Real Madrid.

6. EL MUNDIAL DE SUDÁFRICA Y LA EUROCOPA DE POLONIA Y UCRANIA

Del Bosque accedió al banquillo de España en 2008 tras coger el testigo y el legado que dejó Luis Aragonés, que condujo a "la Roja" hacia el título en la Eurocopa de Austria y Suiza. Tenía la difícil misión de dar continuidad al estilo ganador de Aragonés y no defraudó.

En 2010, Del Bosque condujo a España hacia el título más importante de su historia. Ganó el Mundial de Sudáfrica tras superar 1-0 a los Países Bajos en una final inolvidable sellada con el gol de Andrés Iniesta en la prórroga. Después, en 2012, añadió otra Eurocopa, la de Polonia y Ucrania, a las vitrinas de la Federación con una de las mejores finales que se recuerdan por la superioridad de un equipo. El contundente 3-0 a Italia cerró un círculo inigualable en la historia de España.

7. EUROCOPA 2016: EL ADIÓS DEFINITIVO

Después de fracasar en el Mundial de Brasil 2014, Del Bosque aún gozó de la confianza de la Real Federación Española de Fútbol para dirigir a España en la Eurocopa de Francia 2016. Sin embargo, tampoco tuvo éxito. Después de acabar en la segunda plaza del Grupo D por detrás de Croacia tras ganar a Turquía 3-0 y a la República Checa 1-0, firmó su defunción en octavos de final.

Italia fue el rival que despidió a España de la competición. Ganó 2-0 para finiquitar definitivamente a la generación que ganó el Mundial. El 27 de junio de 2016, Vicente Del Bosque se retiró del mundo del fútbol. Atrás dejó una carrera de 45 años marcada por el éxito y la humildad.

Juan José Lahuerta

(c) Agencia EFE