El veterano piloto de Astros Dusty Baker se vacuna contra la covid-19

Agencia EFE
·3  min de lectura

Houston (EE.UU.), 18 feb (EFE).- A sus 71 años, el veterano manejador de los Astros de Houston Dustin Baker quiso dar ejemplo de responsabilidad al confirmar este viernes que se había ya vacunado contra la covid-19 y que estaba listo para completar una temporada más al frente del equipo tejano.

Baker, de raza negra, dijo que entiende la renuncia de algunas personas en su comunidad para aplicarse la vacuna ya que, ha señalado, se han realizado estudios médicos sobre la población afroamericana estadounidense sin su permiso.

Pero el expelotero y actual manejador se convenció de vacunarse después de ver una entrevista con un médico de raza negra, que tenía conexión con una de las vacunas, y que garantizó que no sería "otro experimento Tuskegee".

El "Experimento de Tuskegee" fue un estudio sobre sífilis que se realizó en hombres de raza negra en esa población de Alabama entre 1932 y 1972.

No ofreció ningún tratamiento contra la enfermedad y se realizó sin el consentimiento informado de los participantes.

"Estuve al tanto del experimento y también mi mamá y papá", aseguró Baker. "Entonces estaba un poco indeciso de vacunarme".

Baker, quien es el segundo piloto de más edad en las Grandes Ligas, sólo superado por el legendario Tony La Russa, que ha vuelto con los Medias Blancas de Chicago, indicó que también era importante para él vacunarse debido a que es más propenso a sufrir complicaciones severas con el coronavirus.

El manejador de los Astros recibió la segunda dosis de la vacuna aproximadamente hace dos semanas, antes de viajar de su casa en California a West Palm Beach, Florida, para iniciar su segunda campaña con los Astros, a los que el año pasado los llevó a jugar el Banderín de la Liga Americana.

Aunque Baker optó por inmunizarse, no intentará convencer a otras personas que "firmemente se oponen" a estas vacunas. Esto incluye a su madre.

"Es su decisión", expresó Baker. "Mi madre cumplirá 90 años el 1 de marzo y no se la pondrá. Se rehúsa a ponérsela, algo que es muy respetable".

También el jueves el equipo anunció que el coach de tercera base Gary Pettis, quien se perdió el final de la temporada pasada tras ser diagnosticado con cáncer, se ausentará de los entrenamientos de primavera y se reintegrará para la temporada regular, de tal manera que tenga más tiempo para completar su recuperación.

"Estoy muy bien, pero mis doctores creen que debido a los posibles problemas logísticos por la pandemia, tenía sentido continuar con los tratamientos en casa", indicó Pettis en un comunicado. "Están siendo precavidos, y lo entiendo. Estoy muy bien y estaré de regreso con el club, pero será más tarde de lo que pensábamos".

A Pettis, quien ha sido el entrenador de la antesala desde el 2015, se le diagnosticó un mieloma múltiple el año pasado. Dejó al equipo en septiembre para someterse a tratamiento, que hasta ahora ha sido positivo.

Mientras, el resto del equipo completó su segunda jornada de trabajo en el campo de entrenamiento de primavera con todos los lanzadores y receptores que se incorporaron de manera oficial desde ayer, miércoles.

Baker dijo que el ambiente dentro del equipo era de un gran entusiasmo, con enormes ganas de trabajar duro y pensando que van a tener una temporada regular de 162 partidos, nada que ver con los 60 de la reducida que se dio en el 2020 debido a la pandemia del coronavirus.

Sonia Salazar

(c) Agencia EFE