Vescovi, promesa del baloncesto uruguayo que tiene como meta llegar a la NBA

Agencia EFE
Montevideo, 24 jul (EFE).- La NBA es un destino casi inaccesible para los jugadores uruguayos, ya que, en toda su historia, solo uno, Esteban Batista, lo consiguió; sin embargo, esto no detiene al joven Santiago Vescovi, que tiene como meta llegar a la principal liga de baloncesto del mundo.
Montevideo, 24 jul (EFE).- La NBA es un destino casi inaccesible para los jugadores uruguayos, ya que, en toda su historia, solo uno, Esteban Batista, lo consiguió; sin embargo, esto no detiene al joven Santiago Vescovi, que tiene como meta llegar a la principal liga de baloncesto del mundo.

Montevideo, 24 jul (EFE).- La NBA es un destino casi inaccesible para los jugadores uruguayos, ya que, en toda su historia, solo uno, Esteban Batista, lo consiguió; sin embargo, esto no detiene al joven Santiago Vescovi, que tiene como meta llegar a la principal liga de baloncesto del mundo.

A sus 17 años, la promesa uruguaya viene dando grandes pasos hacia su objetivo, al integrar la Academia Global de la NBA y ser citado para la selección absoluta de Uruguay sin siquiera haber debutado en primera división.

Vescovi concedió una entrevista a Efe, en la que destacó que está viviendo "un momento muy bueno", que es "fruto del trabajo día a día" que lleva a cabo tanto en su país como en la Academia y, pese al desafío que implica mantener su buen presente, se toma el tiempo para disfrutarlo.

El chico proveniente de las divisiones formativas del club uruguayo Bohemios, del que fue figura histórica su abuelo, Daniel Vannet, ingresó hace ya un año y medio a la Academia de Latinoamérica de la NBA, en México, y, gracias a sus buenos rendimientos, pasó a la Academia Global de Australia un mes atrás.

"(La Academia) Fue una experiencia dura más que nada porque estar viviendo lejos de la familia no es fácil para nadie pero llega un momento que te tenés que acostumbrar, saber cuáles son tus objetivos", afirmó el uruguayo.

Pese a las dificultades, el juvenil base dijo que de a poco se va acostumbrando a estar lejos de casa y cada vez se va sintiendo mejor allí.

"Ya hace un año y medio que estoy ahí. Estaba en la Academia Latinoamérica, me empecé a sentir más cómodo en el equipo y empecé a jugar mucho mejor; después de eso vinieron y me plantearon la idea de irme a la Academia Global, que tiene más nivel todavía y estuve tres semanas ahí", apuntó.

El joven no considera que su actualidad sea una presión, sino que es una oportunidad "de poder crecer" debido a que se mide con jugadores de gran nivel mundial.

Para seguir su camino hacia las principales ligas del mundo, Vescovi ahora tiene como objetivo concretar su llegada a alguna universidad de Estados Unidos y así jugar en la NCAA (liga universitaria de baloncesto de aquel país y gran cantera de la NBA).

El adolescente admitió que ya cuenta con varias ofertas y que en los próximos días elegirá junto a sus padres cuál será la definitiva "dependiendo de muchos factores". En esta importante toma de decisión, les asesora una persona de la propia NBA desde Nueva York.

Aunque el baloncesto uruguayo tiene una larga historia y grandes jugadores, el pívot Esteban Batista ha sido el único en llegar a la NBA, en la que defendió a los Atlanta Hawks en 70 partidos durante dos temporadas (2005-2006 y 2006-2007).

"El hecho de llegar a la NBA yo lo veo como una oportunidad que se puede presentar más adelante. Pero yo no lo veo como un sueño, lo veo más como una meta en realidad", afirmó el uruguayo.

Al igual que muchos baloncestistas latinoamericanos, la inspiración de Vescovi es el histórico exjugador de los San Antonio Spurs y de la "Generación Dorada", el argentino Emanuel Ginóbili, a quien admira por su juego pero fundamentalmente por su actitud y humildad.

"Ginóbili es el jugador que más admiro porque dentro y fuera de la cancha tiene todo muy claro y creo que el hecho de ser zurdo me identifica un poco con él. El estilo de juego me gusta mucho como es, en algunas cosas intento copiarlo pero a Ginóbili lo tengo como un ídolo", añadió.

Vescovi contó también que el apoyo que recibe por parte de su familia desde que es pequeño lo ayuda a mantenerse "con los pies en la tierra" y no marearse ante las altas expectativas que el entorno del baloncesto está poniendo en él.

"Me considero un base alto, mido 1,90, creo que soy un base inteligente que puede pensar, también puedo tirar bastante y más que nada organizar al grupo y ordenar dentro de la cancha", describió.

Pese a su corta edad, su talento le permite estar formando parte de la plantilla que defenderá a la selección uruguaya en los próximos Juegos Panamericanos de Lima.

"Es un desafío muy grande. Estoy muy orgulloso de poder representar a mi país", subrayó.

El entrenador de la selección uruguaya, Edgardo Kogan, reconoció a Efe tras un entrenamiento de la Celeste el potencial de Vescovi y dijo que tiene gran futuro tanto individual como para el país.

Kogan consideró al joven base como un jugador inteligente, con buena visión de juego y maduro pese a su corta edad.

Con un gran talento, un futuro prometedor y estando ante la atenta mirada del mundo del baloncesto, Vescovi apunta alto, conoce sus objetivos y se empeñará en conseguir la meta de ser el segundo uruguayo en pisar las canchas de la NBA.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación