La vergüenza de Ferrari cuando hubo que hablar de órdenes de equipo

Scott Mitchell

A principios de 2019, Binotto señaló al tetracampeón del mundo Vettel como la apuesta del equipo para pelear por el título este año, dada su experiencia en F1 frente a su compañero Charles Leclerc, que iba a afrontar su primera temporada en Ferrari.

Eso se traduciría en que Vettel tendría prioridad en situaciones de igualdad, ya que Ferrari no rechazó la idea de usar órdenes del equipo por el bien común.

"Créanme, ese tipo de reuniones al comienzo de la temporada estuvieron plagadas de vergüenza y eran difíciles de manejar", reconoció Binotto en un almuerzo con los medios al que asistió Motorsport.com. "Ahora ya nos hemos acostumbrado".

"A final de temporada, se hizo más cómodo, lo que significaba que nos habíamos familiarizado en el equipo. En carrera todavía podemos cometer errores, pero estoy bastante seguro de que son parte de este proceso".

Te puede interesar:

'Ferrari y el deber de ganar en la Fórmula 1', por Diego Mejía

Binotto ha sido cuestionado toda la temporada por su gestión de los pilotos en pista, desde que en Australia y Bahrein le pidiera a Leclerc que se quedara detrás de Vettel o por esperar demasiado para intercambiar sus posiciones en China y España.

Otras acciones más destacadas ocurrieron en Singapur, donde favorecieron que Vettel ganara después de superar a Leclerc por estrategia, y en Rusia, donde Leclerc le dio rebufo Vettel al comienzo para ayudarle a a pasar a Lewis Hamilton, pero el alemán rechazó la orden del equipo para devolverle la posición.

"No fue un ejercicio fácil y todos podemos mejorar", dijo Binotto. “Pero creo que la idea de intentar gestionarlo desde la primera carrera en Australia fue algo diferente".

"Se ha dicho que deberíamos haberles dejado libertad en la primera carrera. Seguimos muy convencidos de que tratar de gestionarlos es la mejor manera de sumar puntos para el equipo al final de la temporada. Y creemos que si optimizas los puntos finales del equipo, también optimizas el resultado de los pilotos. Por eso tratamos de manejarlo desde la primera carrera".

Vettel y Leclerc chocaron entre sí en Brasil después de que Ferrari optara por dejarles pelear por la posición, ya que el campeonato de constructores estaba decidido, pero ambos luchaban por el tercer puesto en el de pilotos.

Ferrari considera que ese incidente ayudó al equipo a establecer reglas para 2020 y Binotto insiste en que el equipo irá mejor gracias a los errores que cometió este año.

"Creo que podemos ser más fuertes el próximo año", indicó. “Ahora tenemos reuniones con los pilotos antes de la carrera para discutir escenarios de qué puede suceder, cuál puede ser la estrategia del equipo".

“La razón por la que necesitan manejarlos es alta ya que ambos son buenos pilotos y deben ser respetados porque al comenzar la carrera, tienen un objetivo: ver el primero la bandera a cuadros, no vencer a su compañero de equipo".

Qué leer a continuación