El verdugo de Argentina en la final de Italia 90 cumple 60 a puro recuerdo en las redes

LA NACION
·2  min de lectura
Brehme festeja su gol en la final de Italia 90 frente al seleccionado argentino
Fuente: LA NACION

Andreas Brehme tenía 29 años el 8 de julio de 1990. Faltaban cuatro meses y un día para que celebrara sus treinta años. A falta de siete minutos para el final del partido, en el estadio Olímpico de Roma, Roberto Sensini cruza dentro del área a Rudi Vöeller, Edgardo Codesal cobra penal.

Lothar Matthaus, encargado de los penales decide no enfrentar a Sergio Goycochea desde el punto del penal, alegando años más tarde que no se sentía cómodo con el cambio de botines. Los que usaba, tenían unos cordones que le había regalado Diego Maradona tras un juego por la Serie A, entre Inter de Milán y Nápoli.

Brehme patea de derecha, bajo y pegado al poste derecho del arquero. Desde ese momento, para los argentinos, el 3 alemán es sinónimo de una triste noche bajo el cielo italiano.

Goycochea no puede detener el penal de Brehme, el valdría una Copa del Mundo
Fuente: LA NACION

Treinta años y un día después, el ex Inter y Bayern Munich, entre otros, festeja sus 60 años, a once días de que los festejara Maradona.

En su cuenta de Instagram, Brehme publicó una foto junto a los otros dos alemanes de aquel equipo interista y fundamentales en el título logrado en tierras italianas: Matthaus y Jürgen Klinsmann.

"Muchas gracias por sus deseos de feliz cumpleaños, Me alegraron el día", son las palabras que Brehme les dedicó a sus ex compañeros. Debajo, aparece el saludo de otra leyenda del fútbol europeo de aquella época: el sueco Thomas Brolin, quien envió también su felicitación.

Por su parte, en las "stories", Thomas Hassler, integrante del equipo conquistó la tercera estrella para el seleccionado alemán, por entonces dirigido por Franz Beckenbauer, se sumó a los festejos.

"Feliz cumpleaños, leyenda", reza otro saludo. Una leyenda que, para el fútbol argentino, hace 30 años fue una pesadilla. Sin embargo, a pesar de las finales ganadas y perdidas por uno y otro lado, los ex jugadores, a la distancia en tiempo y espacio, se siguen admirando.

El 30 de octubre, Brehme y Matthaus no se olvidaron de quien en 1986 fue una pesadilla para los alemanes.

Happy birthday @maradona [R] . . Source: picture alliance / dpa

Una publicación compartida de Lothar Mattha¨us (@lotharmatthaus10) el 30 Oct, 2020 a las 1:19 PDT