Se veían las diferencias de un atleta dopado: Damaris Aguirre

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO., enero 6 (EL UNIVERSAL).- Las acusaciones del encubrimiento de dopaje por parte de altos directivos de la Federación Internacional de Halterofilia, han puesto contra la lona a ese deporte.

El reportaje de la cadena alemana ARD señaló al presidente de esa federación, Tamas Aján, de tolerar un sistema de corrupción para encubrir las prácticas de dopaje, que además se suman a los múltiples casos de atletas que han sido castigados por fallar exámenes antidopaje tardíos, en las pasadas tres ediciones de los Juegos Olímpicos.

La mexicana Damaris Aguirre fue una de las afectadas por ésta situación.

En su segunda participación en los Juegos Olímpicos, en Beijing 2008, la chihuahuense terminó en sexto lugar, pero los dopajes de campeona olímpica, Cao Lei, la kazaja Alla Vazhenina (plata) y la rusa Nadezhda Evstykhina (bronce), le permitieron, nueve años más tarde, ganar la medalla de bronce.

"Era evidente cuando un atleta estaba dopado y uno no. Había una diferencia con la complexión de las atletas, algunas eran evidentemente más musculosas. Siempre tuve sospechas", menciona la exatleta a EL UNIVERSAL , quien fue a dos Juegos Olímpicos, Campeonatos Mundiales y otros certámenes en el extranjero. "Entiendo que la complexión de cada una es diferente, pero en muchos casos era exagerada".

Aguirre no menciona quienes eran estas atletas, pero cree que esta medida es una oportunidad para que la halterofilia pueda limpiarse, luego de que el Comité Olímpico Internacional haya externado su preocupación por los múltiples casos de dopaje que se han revelado en esa disciplina, especialmente cuando se reanalizaron las pruebas de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y Londres 2012.

Según el reportaje de la cadena alemana, durante Mundiales y otros torneos internacionales, algunos controladores antidopaje recibieron dinero a cambio de manipular muestras de orina. En algunos casos cambiaban las muestras por unas limpias. La investigación también dice que "muchos atletas de alto nivel", no eran sometidos a pruebas antidopaje si no tenía una competencia importante.

"En mi caso me tenían muy controlada. Tenía exámenes internos, en competencia y entre años. Nunca tuve problemas en ese sentido. Espero que la situación se solucione y que sus resultados no obedezcan a intereses personales o políticos", agrega la atleta retirada.

Qué leer a continuación