Varane cambia la dinámica; el Sevilla vuela

Agencia EFE
·3  min de lectura

Madrid, 6 feb (EFE).- Raphael Varane se disfrazó de Sergio Ramos, retomando el liderazgo del capitán operado el sábado de su rodilla izquierda y su pegada en el juego aéreo, para evitar otro capítulo de sonrojo para el Real Madrid, que tuvo que remontar al colista Huesca en El Alcoraz, mientras que el Sevilla extendió la mejor de sus rachas con un triunfo muy trabajado ante el Getafe.

Respira Zinedine Zidane encontrando a domicilio un alivio a la crisis de resultados de su equipo y a las malas noticias en forma de lesiones. En días perdió a dos de sus referentes. Un nuevo percance muscular que frena a Eden Hazard y un paso atrás de Ramos en su recuperación, que acabó en el quirófano y mes y medio de baja.

Entre tanta mala noticia y con apenas doce jugadores de campo de la primera plantilla, se vio obligado a remontar un Real Madrid con poca pegada de sus jugadores de ataque. El Huesca, reforzado en autoestima con el impulso de la llegada al banquillo de Pacheta, se adelantó con un gran gol de Javi Galán y tuvo en las cuerdas a un equipo salvado por una gran intervención de Thibaut Courtois.

Desde las acciones de estrategia y a balón parado llegó la remontada madridista. La fe de Varane para pelear un balón dividido tras una falta al travesaño de Karim Benzema y estar en la zona adecuada para dar el triunfo a seis minutos del final (1-2). No rebajó las dosis de sufrimiento el Real Madrid pero cambió el signo del resultado, el visitante más eficaz del campeonato con 25 puntos y a esperar que el líder, Atlético de Madrid, rebaje su efectividad mientras intentan volver a ser un equipo fiable.

Lo es el Sevilla de Julen Lopetegui, hasta en los partidos duros como los que sigue presentando el Getafe de José Bordalás. Lanzado en la mejor de sus rachas de la temporada, siete triunfos consecutivos, cuatro de ellos en Liga que alejan cada vez más la 'zona Champions' de la clasificación al resto de aspirantes.

La expulsión de Djene a los 54 minutos condicionó el encuentro y siguieron sus pasos los dos entrenadores, Bordalás y Lopetegui, expulsados por su enfrentamiento tras la durísima entrada. Lo peor de la acción fue la lesión del argentino Lucas Ocampos en la acción, por el pisotón que le dañó un tobillo.

Munir El Haddadi nada más entrar al campo derribaba el muro visitante, tras una gran asistencia de Joan Jordán, y ponía fin a su sequía, sin marcar desde el 24 de noviembre. Con el viento a favor ya fue imparable el sequía. El 'Papu' Goméz se estrenaba en la Liga española con un zapatazo a la red desde fuera del área y En-Nesyri cerraba el triunfo (3-0) con su octavo gol en sus tres últimos partidos en su estadio.

El Villarreal extendió su atasco liguero en una mala semana, tras ver escapar sus esperanzas de conquistar la Copa del Rey eliminado por el Levante. Cosechó su cuarto empate pese al regreso a lo grande de su gran referente. Un doblete de Gerard Moreno en 35 minutos parecía dejar sentenciado el duelo en el Martínez Valero pero el Elche tiró de orgullo para lo que su técnico, el argentino Jorge Almirón, espera sea "un punto de inflexión" en la temporada.

Estaba en la cuerda floja -encadena quince jornadas seguidas sin vencer- pero apareció primero Guido Carrillo, nada más arrancar el segundo acto, y luego Lucas Boyé para marcar a placer el rechace de una falta perfecta de Rigoni (2-2) y salvar un punto que no saca al conjunto ilicitano de la penúltima plaza de la clasificación.

La jornada del sábado se había iniciado con un duelo de resaca copera entre el Levante y Granada que acabó con un empate que deja a ambos a puertas de posiciones europeas, sin dar el salto deseado. José Luis Morales celebraba su renovación extendiendo su dulce momento, con un doblete, pero cuando en el último suspiro, en el minuto 93, aparecía la pegada salvadora de Roberto Soldado (2-2).

(c) Agencia EFE