El VAR influye en el empate del Necaxa con Rayados

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 20 (EL UNIVERSAL).- El Necaxa le arrebató el empate (1-1) al Monterrey, que sufrió por el arbitraje de Enrique Santander.

Dos jugadas polémicas (un posible gol y un penalti) no fueron señalados a favor de los Rayados, impotentes en el estadio Victoria.

Maxi Meza abrió los cartones, en una jugada colectiva de los Rayados (minuto 35). Los pupilos de Javier Aguirre habían sido mejores hasta ese momento y el gol era un premio por las constantes llegadas al arco de Luis Malagón, quien ya no jugó el segundo tiempo y su lugar fue tomado por el veterano Édgar Hernández.

Y el suplente hidrocálido fue protagonista en una polémica jugada que pudo ser marcada como gol para los regiomontanos. El meta dejó botar el esférico, pero pareció que dentro de su portería, aunque la tecnología no encontró una toma clara para validar la anotación.

Posteriormente, Dorlán Pabón fue derribado dentro del área local... el polémico silbante no señaló la pena máxima.

Al 80’, el Necaxa encontró el empate, en un rebote que cayó en el pie izquierdo de Martín Barragán.

El Monterrey de Javier Aguirre ligó su segundo encuentro sin victoria.