Valoran el esfuerzo del Arcahaie por llegar a jugar

·2  min de lectura

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, abril 13 (EL UNIVERSAL).- El Arcahaie de Haití, rival de Cruz Azul en la Liga de Campeones de la Concacaf, al fin llegó a México. Después de horas de incertidumbre, por la falta de capital para hacer el viaje, la Concacaf salió a su rescate, pagó al chárter y el viaje se realizó.

En vez de criticar a la Confederación, Juan Reynoso, técnico cementero, valora el esfuerzo del cuadro isleño, señalando que estos equipos hacen recordar el "verdadero amauterismo", aquel que se pierde cuando el futbolista se vuelve profesional.

"El Arcahaie tiene el espíritu amateur que uno no quisiera perder. Nos quedamos en minimizar al rival, pero para ellos debe ser una ilusión llegar hasta México. Tienen mucho mérito lo que están haciendo. Muchos dicen que no los respetamos porque no pusimos a los titulares en la ida, pero nosotros quisimos ser inteligentes para no llegar fundidos a la Liguilla".

El plantel del Arcahaie, agregó el peruano, "enaltece al deporte, ellos son semiprofesionales, pero el esfuerzo de seguir compitiendo hasta estas instancias es para valorar en todos los sentidos".

Muchos ya dan por descontado el triunfo cementero, pero el técnico pone los pies en la tierra: "No hay juego sencillo. El rival es un equipo que correrá mucho, pero cambian las circunstancias. Nosotros llegamos bien, descansados, el viaje de vuelta fue mortal, pero los jugadores están listos ahora".

No será lo mismo que lo que se vivió en la ida, donde apenas se empató a cero goles: "La humedad ya no estará, pero nosotros tendremos a favor la altitud, la cancha es más grande, y eso ayuda al equipo que quiere proponer. Queremos hacerles sentir la localía y lo que implica esto".

* REFLEXIÓN

Santiago Giménez aceptó que no está al 100%: "No estoy ciego, sé que algo me falta", dijo.