Coronavirus. Valencia, triste ejemplo de la expansión: ya afectó al 35 por ciento del plantel

Andrés Fernández
lanacion.com

El viaje a Milan para disputar el partido de ida por los octavos de final de la Champions League contra Atalanta, que se jugó a puertas cerradas, terminó por convertirse en un calvario para el plantel, cuerpo técnico y médico de Valencia , de España.

El argentino Ezequiel Garay, entre los primeros futbolistas con coronavirus de la Liga española

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

A través de un comunicado el club dio a conocer que el 35 por ciento de todos los que forman parte del equipo dieron positivo en las pruebas de coronavirus, un total de cinco integrantes y, uno de los que ya había difundido a través de sus redes sociales sobre su contagio y aislamiento fue Ezequiel Garay, el marcador central argentino que está en el club desde el año 2016 y que no había formado parte del viaje a Italia, pero sí había compartido vestuario con el resto de compañeros durante este tiempo.

Pero la historia es larga. Además de Garay, al español José Luis Gayá y a Eliaquim Mangala también les diagnosticaron coronavirus. Ambos jugadores también contaron sus casos. El defensor francés afirmó, en primer término, que todos ellos están en una situación de peligro para las otras personas y que cuando le dijeron que debía estar alejado de sus hijos entendió que no era una broma lo que estaba comenzando. También confirmó que está separado de su familia y medicándose para superar la enfermedad.

Por su parte, el lateral español también hizo público su contagio en sus redes sociales y pidió por favor que no colapsen el sistema de sanidad. También agradeció a los verdaderos héroes que se hacen cargo de esta problemática: "No quiero olvidarme de todas las fuerzas de seguridad y de toda la gente que está haciendo posible que en estos momentos no nos falte de nada. Ellos son los verdaderos héroes de esta pandemia. Entre todos y junto a ellos, saldremos victoriosos", escribió.

Los otros casos que se sumaron en las últimas horas, tras las pruebas a las que se sometieron todos los que forman parte del plantel el pasado 13 de marzo, son el delegado del primer equipo, Paco Camarasa, y el médico Juan Aliaga. Según la información, los demás casos reportados en el equipo completo se encuentran asintomáticos, con seguimiento médico y en cuarentena.

El presidente de Valencia, Anil Murthy, también hizo referencia a la difícil situación que atraviesa el club en cuanto a la pandemia. Desde Singapur, país del que es oriundo y donde también aisló a toda su familia por esta problemática, afirmó en una entrevista a Channels News Asia que fueron el primer club en tomar medidas drásticas de prevención del contagio del coronavirus, a raíz del primer caso positivo conocido inicialmente en Valencia, que se trató de un periodista que había viajado a Milán.

La iniciativa que habían tomado en cuanto a medidas de prevención, fueron las de suspender las ruedas de prensa, acceso a entrenamientos y zonas mixtas. En ese momento, ese tipo de precauciones fueron muy criticadas por aficionados, prensa y autoridades, pero luego se dio cuenta de lo importante que había sido: "Fue una medida enormemente impopular en febrero. Pero fue la decisión correcta", comentó el titular del club.

El comunicado del club

Murthy también dejó claro que "la historia de los afectados por coronavirus no es alarmante ni sorprendente, aunque todos nuestros jugadores y cuerpo técnico no mostraron síntomas y estaban bien, muchos estaban preocupados por la situación". También agregó que, para tranquilizarlos hicieron las pruebas y que "dada la curva de contagio en España, deberíamos esperar un 20% de positivos. Se sorprendieron. Les expliqué que esto era normal, puesto que vivimos e interactuamos en España. Pero no significa que sus vidas estuvieran en peligro".

Desde el club dan por sentado que todos los contagios fueron debido a "la exposición inherente a los partidos", hablando especialmente del partido de ida por los octavos de final de la Champions League disputado en Milán ante Atalanta el pasado 19 de febrero, en el que el equipo de Bérgamo ganó 4 a 1.

Lo más perjudicial del caso, al tratarse de infección de hace casi un mes, sería la cantidad de contactos directos que todos los que forman parte del plantel del club español habrían tenido con otras personas. Los ejemplos inmediatos se dieron al volver a jugar la vuelta contra Atalanta a puerta cerradas. El equipo de Mestalla viajó a San Sebastián, donde jugó contra Real Sociedad el 22 de frebrero, y recibió a Betis el 29 del mismo mes para luego viajar a Vitoria, otra zona de riesgo en España, para jugar un encuentro de Liga contra Alavés, que incluso fue con público en el estadio. Para ese entonces, los protocolos de seguridad ya llevaban más de una semana y parecía que Valencia había logrado superar el ingreso de la pandemia.

De hecho, mientras se conocían casos de contagio en el entorno del periodista que había dado el primer positivo en la comunidad valenciana, en el equipo todo transcurría con aparente normalidad. Pero en estos momentos parece inevitable frenar el virus y mucho más con la cercanía física que hay en un equipo profesional de fútbol, entre compañeros, cuerpo técnico, médico y demás allegados. A pesar de la tranquilidad de su presidente, otros directivos de la institución están convencidos de que todo el plantel terminará dando positivo de coronavirus.

Encima, el club español también debe lidiar con otro tipo de situaciones negativas, como la irresponsabilidad del ruso Denis Cheryshev, quien tomó una actitud que molestó a dirigentes e hinchas de Valencia. Al delantero se lo vio corriendo por las calles de la ciudad, a pesar del estado de alarma que dispuso el gobierno nacional, y esto podría costarle muy caro al club, porque las multas por incurrir en esta prohibición llegan hasta los 600.000 euros. Desde la comisión directiva estudian la posibilidad de rescindir el contrato del jugador por lo que hizo.

Tras enterarse de los casos positivos de coronavirus en el plantel valenciano, en Bérgamo, todos los que forman parte de Atalanta también han tomado la decisión de aislar a sus jugadores en sus casas, con lo que se convirtió en el séptimo club italiano en poner en cuarentena a sus jugadores, tras los casos de Juventus, Inter, Verona, Fiorentina, Sampdoria y Udinese.

Alaves descubre 15 casos en su organización

La situación se complica en España y día tras día aparecen nuevos casos. En esta oportunidad Alaves y Baskonia, que milita en la Liga ACB de básquetbol de España, fueron sometidos a pruebas de coronavirus y se detectaron 15 positivos. Los controles fueron realizados en 100 empleados de la organización (los clubes pertenecen a la familia Querejeta) y allí se determinó que siete integrantes del cuerpo técnico de Alaves, tres futbolistas y 5 empleados administrativos, son portadores del coronavirus. No se dieron a conocer los nombres de los infectados, pero sí aclararon en un comunicado que no hay casos Baskonia, el equipo en elque juegan Luca Vildoza y Patricio Garino.

Se estima que estos casos podrían haberse dado por el partido que Alaves, donde juega Lisandro Magallán, jugó con Valencia, que tiene el 35 % de su plantel con casos de COVID 19. En su comunicado Alaves explicó: "El club tomó la decisión de practicar las pruebas dentro de la política de responsabilidad con las personas que forman parte de la plantilla y los resultados han demostrado que era la mejor forma de localizar con urgencia los casos y de poner en marcha las medidas de prevención para reducir, en la medida de lo posible, los contagios. Las personas implicadas están asintomáticas y en buen estado de salud".

Qué leer a continuación