San Marino propone cobrar el tratamiento a quien enferme de COVID si se negó a vacunarse

M. J. Arias
·2  min de lectura

Lo ha anunciado el Ministro de Sanidad de San Marino, Roberto Ciavatta, y lo está estudiando el Congreso del país. La propuesta del primero es que todo aquel que rechace ponerse la vacuna del coronavirus y no entre en ninguno de los grupos excluidos por razones médicas o justificadas deberá pagar el tratamiento contra el COVID-19 en caso de enfermar.

La propuesta ha partido del Ministros de Sanidad de San Marino, Roberto Ciavatta. (Foto: Getty Images)
La propuesta ha partido del Ministros de Sanidad de San Marino, Roberto Ciavatta. (Foto: Getty Images)

“Los expertos de la Comisión de Vacunas del Instituto de Seguridad Social están de acuerdo con esta propuesta. La vacuna en San Marino será gratuita y estará disponible para la población”, ha explicado Ciavatta en declaraciones recogidas por Il resto del carlino. Bajo esta premisa, añadía, si alguien opta por no ponérsela y no forma parte de grupos “como por ejemplo las personas que sufren fuertes alergias o patologías graves a los que los médicos les han desaconsejado la vacuna” y se contagia, entonces deberá pagar el tratamiento para su cura.

Según señalan en el citado medio, esta afirmación del Ministro de Sanidad de San Marino tendría su base en la importancia del colectivo antivacunas tanto en la república como en la zona de la vecina Romagna, en Italia. Aunque los datos han mejorado en los últimos años, sigue siendo importante la presencia de personas contrarias a las vacunas. La propuesta de Ciavatta ha dividido a la población entre quienes consideran su validez y quienes, no. Cabe recordar que en San Marino la sanidad es gratuita.

Es más, si finalmente el Congreso aprueba esta penalización a quienes se nieguen a recibir la vacuna del coronavirus y enfermen, no sería la primera vez que el Estado legista en este sentido. En Il resto del carlino recuerdan que en los noventa, una ley estableció que los padres de aquellos niños no vacunados de enfermedades consideradas peligrosas o muy infecciosas debían contratar un seguro de datos a terceros.

San Marino, que podía haber comprado las vacunas por sí misma, decidió unirse a la compra con Italia, que será, según ha explicado Ciavatta, quien reciba el lote y se lo transfiera.

Según los datos de la agencia Reuters, San Marino reporta una media de 26 nuevos contagios de media diaria. Desde que comenzó la pandemia acumula 1982 contagios y 52 muertes.

EN VÍDEO | El virus no enmudece a la Scala de Milán