Así terminó Leo Messi con sus famosos vómitos

·2  min de lectura
Lionel Messi vomita en un amistoso con Rumania, previo al Mundial Brasil 2014
Lionel Messi vomita en un amistoso con Rumania, previo al Mundial Brasil 2014

Durante 2013, el mundo del fútbol se preocupó por la salud de Lionel Messi, que, mientras disfrutaba de uno de los mejores años de su carrera, vomitaba una y otra vez en la cancha, a la vista de todos.

Esto llamó la atención de especialistas, la prensa, fanáticos y del propio Messi, y su entorno, tanto compañeros, cuerpo técnico, como familiares del 10 de la Selección y el Barcelona.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Messi, consciente de que debía tomar cartas en el asunto, recurrió al doctor Giuliano Poser, quien, en declaraciones que reproduce el diario británico The Sun, dio detalles sobre cómo curó al astro rosarino.

El primer diagnóstico fue un cambio rotundo en la dieta de Messi. Se acabaron los alimentos que el cuerpo no tolera bien. Se eliminaron las harinas, levaduras y trigo refinado que se encuentran en la pasta, la pizza y el pan blanco.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El cerdo y la ternera, los huevos, los mariscos y los productos lácteos también estaban fuera del menú en la revisión de la dieta. La misma suerte corrieron las gaseosas y el alcohol, para que el agua mineral y el mate tomaran más protagonismo.

“Las verduras, las frutas de temporada y una buena agua mineral son combustibles imprescindibles para nuestros músculos.

“Hay que reducir la ingesta de alimentos procesados o contaminados con pesticidas, herbicidas, antibióticos, medicamentos”, dijo Poser.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero la dieta fue sólo el principio del fin del mal de Messi. Poser alentó al goleador a emprender un trabajo emocional, psicoterapia y tomar remedios florales de Bach, ya que el stress produjo reacciones hepáticas en el jugador.

Desde que Messi es capitán, dejó de visitar a Poser y ahora su dieta está en manos de la doctora Maria Antonia Lizarraga Dallo, quien dirige el equipo de nutrición de Barcelona.

“En todo el mundo han visto y ven a Messi, y desde entonces ya no pueden dudar de mi método", sentenció.