Un vínculo discutible: el rugby y los sponsors

Jorge Búsico
·4  min de lectura
British and Irish Lions rumbo al South African Tour 2021
https://www.lionsrugby.com/

Está el dinero que desembolsan los patrocinadores y, sobre todo, está el de la televisión. Por ahora no importa que esté el público. De acuerdo a cómo se viene desarrollando el deporte profesional durante la pandemia, las dos organizaciones deportivas acordaron que la gira por Sudáfrica de los British&Irish Lions se lleve adelante tal como estaba previsto, entre el 3 de julio y el 7 de agosto próximos. Descartadas las opciones de realizarlo en Australia o en el Reino Unido e Irlanda, el mítico periplo que cada cuatro años realizan británicos e irlandeses a las tres potencias del Hemisferio Sur concretará un episodio atípico y, porqué no, desligado de la realidad que está viviendo el mundo.

Springboks con el trofeo del Rugby Championship 2019
AFP


Los Springboks, con el trofeo del Rugby Championship 2019; el seleccionado sudafricano no juega desde su consagración como campeón mundial y se medirá con los Lions (AFP/)

Sudáfrica, un país de 58 millones y medio de habitantes, tiene hasta el momento a sólo un 0,5 por ciento de su población vacunada con las dos dosis. El mismo porcentaje recibió una vacuna. Hasta ayer habían muerto 54.237 personas por la covid-19. El pico de contagios y muertes está subiendo, como en muchos otros países. De Sudáfrica, además, viró una nueva cepa más agresiva, al igual que la británica. El proceso de vacunación, por otra parte, comenzó en enero con trabas, ya que las primeras vacunas de AstraZeneca llegaron sin el código de barras, alertando un síndrome que soportan los sudafricanos: el robo y el tráfico de medicamentos.

El rey del clutch: la estrella del rugby neozelandés que suelta una sonrisa antes de patear

El sitio de los Lions advierte en su portada que “hasta el momento” no se permitirá el ingreso de público a los ocho partidos programados, tres de ellos ante los Springboks, los campeones del mundo que no juegan desde noviembre de 2019, cuando en Yokohama vencieron en la final a Inglaterra. Cada gira de los Lions moviliza una multitud y es una parte importante del espectáculo. Le da el color necesario a uno de los eventos más trascendentes y tradicionales del rugby. A la última, en Nueva Zelanda, en 2017, viajaron 30 mil. Donde van, los Lions son prácticamente locales. “Los fanáticos siempre han sido en los últimos años el nivelador masivo de los Lions”, opinó el sitio Rugby on Slaught. Nada de esto sucederá en Sudáfrica.

Owen Farrell, el capitán del poderoso seleccionado de Inglaterra
Owen Farrell, el capitán del poderoso seleccionado de Inglaterra


Owen Farrell, el capitán del poderoso seleccionado de Inglaterra

El próximo jueves se dará a conocer el plantel. Es toda una ceremonia. Para un inglés, galés, escocés e irlandés ser un Lion es a lo máximo que pueden aspirar como jugadores de rugby. Un ejemplo: el wing Jonny May, quizá uno de los mejores de la actualidad, pero preocupado por el bajo nivel que tuvo Inglaterra en el 6 Naciones, quiso dar una última buena imagen el fin de semana, pese a no estar en óptimas condiciones físicas. Terminó lesionado. El neozelandés Warren Gatland será por tercera vez el head coach. Está invicto: 2-1 a Australia en 2013 y empate (1-1-1) con los All Blacks en 2017. Ya definió su staff: el escocés Gregor Towsend (ataque) y los galeses Robin McBryde (forwards), Steve Tandy (defensa) y Neil Jenkins (patadas).

Dentro de una semana se sabrá también quién será el capitán, que es el primero de los jugadores en anunciarse. Será uno nuevo después del retiro del galés Sam Warburton, quien lideró las dos últimas giras. Hay tres candidatos: otro galés, Alun Wyn Jones, el legendario segunda línea que va por su cuarta gira con los Lions, y dos ingleses: Owen Farrell, capitán de su seleccionado, y Maro Itoje. Si es elegido este último –Warburton se inclinó por él- se convertiría en el primer negro en ser capitán de los Lions. Con otra particularidad: el de los Springboks también es negro, Siya Kolisi.

Para concretar la gira fue vital que Castle Lager, el principal sponsor, ratificara su apoyo comercial. Es la marca de cerveza más vendida en Sudáfrica, de fuerte ligazón con el rugby, además de auspiciar a los seleccionados de cricket y de fútbol. Es curioso que ni siquiera se discuta el estrecho vínculo que existe entre el deporte y el patrocinio de las bebidas alcohólicas. Esperar lo contrario es como creer que el mundo iba a ser mejor después de la pandemia.