Vélez - Patronato, por la Copa de la Liga: el Fortín mostró una vez más ser un buen equipo y se aseguró el liderazgo de la zona B

Alejandro Panfil
·4  min de lectura
Luca Orellano se lleva la pelota ante la marca de Franco Leys, en una escena del partido entre Vélez y Patronato, por la Copa Liga Profesional 2021.
JAVIER GONZALEZ TOLEDO / FOTOBAIRES

Vélez no es un equipo ciclotímico, pero le sucede que cada tres días se enfrenta a dos realidades muy diferentes. En el torneo local, salvo por la goleada 7-1 sufrida ante Boca, que junto a River están en poderío y jerarquía un par de escalones, y a veces tres, por encima del resto, el equipo de Mauricio Pellegrino hizo todo bien: venció 1 a 0 como local a Patronato, se clasificó antes que nadie para la etapa final de la Copa de la Liga Profesional y se aseguró el primer puesto en la Zona 2.

Boca: en Inglaterra y Uruguay afirman que Cavani renovará su contrato con Manchester United

Con el boleto a los playoffs obtenido dos fechas antes de finalizar su participación en la Zona 2-le queda visitar a Gimnasia en la última fecha- y guardando energías para el duelo ante Unión La Calera por Copa Libertadores que se le viene entre semana, el Fortín puso un equipo alternativo en su cancha sabiendo que con un punto aseguraba el primer lugar, ese que por ahora lo enfrentaría a San Lorenzo, el hasta ahora cuarto colocado de la Zona 1.

Lo mejor del partido

No es ciclotimia cuando lo cambiante es la realidad que se tiene enfrente. Y tras perder ante Flamengo y Liga de Quito, dándose tal vez la lógica ante rivales poderosos en un contexto del que no participaba desde 2014, Vélez selló su primer lugar en la tabla local luego de obtener nueve victorias, dos empates y una derrota en 12 partidos, frente a un Patronato que está último con solo 9 puntos y se sostiene en primera división por la ausencia de descensos en los últimos campeonatos de emergencia programados por la AFA y la Liga Profesional.

Es por ello, sencillamente, que, más allá de su esfuerzo y sus buenas intenciones, el equipo de Paraná puede vivir sin urgencias un momento como este, aun siendo el equipo más flojo de los 26 que hay en la primera división, una categoría que patea los problemas para adelante y se niega a autoevaluar su verdadero nivel. Mientras tanto no tiene descensos y reparte plazas a las copas internacionales a la mitad de los equipos participantes.

El increíble gol errado por los juveniles de Banfield ante River y un final que no pudo tener festejo en Rosario

Pero nada de lo anterior es responsabilidad de Vélez, un hijo de su contexto que iba a contar con Federico Mancuello, suspendido dos fechas en Copa Libertadores, pero por haber dado positivo de covid no pudo tampoco estar por el torneo local. Al equipo muleto del Fortín le costó generarle peligro a Patronato en los primeros minutos y sí fue la visita quien inquietó. Primero Sebastián Sosa Sánchez, antes del minuto de juego, con un cabezazo al travesaño tras un anticipo a Damián Fernández, y los 17′, Gabriel Gudiño encontró una pelota tras varios rebotes y mordió el remate, aunque pasó muy cerca del palo derecho de Alexander Domínguez.

Mauricio Pellegrino durante el partido que disputan Vélez Sarsfield y Patronato por la Copa Liga Profesional 2021.
JAVIER GONZALEZ TOLEDO / FOTOBAIRES


Mauricio Pellegrino durante el partido que disputan Vélez Sarsfield y Patronato por la Copa Liga Profesional 2021. (JAVIER GONZALEZ TOLEDO / FOTOBAIRES/)

Vélez comenzó a prevalecer a partir del juego asociado y generó peligro recién a los 25′ con un remate alto de Ricardo Centurión y dos minutos más tarde con una aparición por sorpresa de Joaquín García cuyo centro al área chica no encontró un destinatario. A los 40′, Oliver Benítez le cometió penal a Cristian Tarragona cuando intentaba despejar del área y Centurión puso el 1 a 0. Patronato hizo sus méritos para el menos empatar al comienzo del segundo tiempo, con otros dos cabezazos a los palos, esta vez ambos a cargo de Benítez. Si bien aguantó algunos embates visitantes sobre el final, se dio la lógica en el resultado y Vélez ganó.

Queda claro tras esta nueva victoria que lo posiciona como el mejor de la Copa de la Liga Profesional, que el hecho de que a Vélez le vaya muy diferente en el medio local que en el internacional no es algo intencional. En la Copa Libertadores, sencillamente hace lo que la realidad le permite. Porque esa realidad le cuesta más, y mucho más si se tienen en cuenta los engorrosos viajes y la jerarquía de dos de sus rivales del Grupo G, como Flamengo y Liga Deportiva Universitaria de Quito. Ambos conjuntos le hicieron sentir el rigor de una zona que le exige hoy mucho más que sus rivales del fútbol argentino. Lo marcan los resultados obtenidos en uno y otro torneo.

Ricardo Centurión festeja su gol durante el partido que disputan Vélez Sarsfield y Patronato por la Copa Liga Profesional 2021.
JAVIER GONZALEZ TOLEDO / FOTOBAIRES


Ricardo Centurión festeja su gol durante el partido que disputan Vélez Sarsfield y Patronato por la Copa Liga Profesional 2021. (JAVIER GONZALEZ TOLEDO / FOTOBAIRES/)

Por ello, hasta ahora, si bien mostró buen nivel en sus dos presentaciones coperas, se llevó cero puntos de sus dos primeros partidos y depende de una gran levantada para poder avanzar a los octavos de final. El martes, como visitante ante Unión La Calera de Chile, buscará un punto de inflexión, una victoria, e inyectarse ánimo y puntos para intentar meterse entre los dos primeros, lo que a priori sería ni más ni menos que desplazar a ecuatorianos o a brasileños.

Con los deberes hechos en la Copa de la Liga Profesional, torneo en el cual ya se encuentra instalado entre los ocho mejores, Vélez ahora apunta todo a un partido decisivo en la Copa Libertadores, buscando unificar su andar, independientemente de la realidad que le toque afrontar.