Las cosas claras: ¿Debo usar una mascarilla, incluso casera, frente al coronavirus?

Yahoo Noticias
¿Son eficaces las mascarillas caseras? ¿Debo llevar una? Respondemos a las dudas sobre el tema
¿Son eficaces las mascarillas caseras? ¿Debo llevar una? Respondemos a las dudas sobre el tema

En una situación tan extraña e inédita como esta pandemia es lógico que surjan infinidad de dudas y preguntas. Paradójicamente, la avalancha de información que recibimos constantemente, más que aclarar esas cuestiones está añadiendo aún más confusión a cuestiones tan básicas como si es conveniente llevar mascarilla, quién y cuándo es recomendable o cómo de eficaces son las mascarillas que, de repente, miles de aficionados han empezado a confeccionar desde sus casas. Son muchas las cuestiones que han surgido y el exceso de noticias, opiniones y consejos tan dispares pueden desconcertar, por lo que puede resultar conveniente realizar un artículo resumen con las dudas más extendidas:

¿Debo llevar mascarilla?                                                                  

El Ministerio de Sanidad informa que “la población sana no necesita llevar mascarilla. Las mascarillas ayudan a prevenir la transmisión del virus si las llevan quienes están enfermos. Los profesionales sanitarios indicarán el uso de mascarillas en aquellas situaciones en las que se considere necesario”.

Como norma general está bien, pero seguro que a muchos este consejo se les queda algo corto. En estas últimas semanas han aparecido evidencias, en estudios y artículos científicos, que nos dan a conocer nuevas características del coronavirus SARS-CoV-2 y una de ellas es que es capaz de contagiar mediante pacientes que no muestran síntomas de enfermedad. De hecho, sabemos que los casos no detectados causaron hasta dos tercios de los contagios y que en Wuhan, el epicentro de toda esta pandemia, casi el 90% de todas las infecciones pasaron desapercibidas antes de decretarse la cuarentena de toda la ciudad.

De esta manera, la recomendación de “la población sana no necesita mascarilla” resulta demasiado vaga y parece poco efectiva, ya que en estos momentos y ante el escaso número de test realizados, no contamos con demasiadas herramientas para saber si efectivamente estamos sanos o estamos contagiados.

Por otro lado, la experiencia de otros países como China, Singapur o Japón, que han corrido mejor suerte en su labor de controlar la expansión del virus, apunta a que su amplia experiencia y tradición en el uso de mascarillas ha tenido un papel destacado. Si solo tuvieras esta gráfica… ¿dónde dirías que el distanciamiento social y el uso de mascarillas están más extendidos? Correlación y causalidad no siempre se corresponden, pero como dice un buen amigo, casualidades las justas…

Mirando este gráfico de la evolución del coronavirus, si tuvieras que adivinar en qué paises es costumbre el distanciamiento social y el uso de mascarillas acertarías | Grafico Finantial Times, via @alt_kia
Mirando este gráfico de la evolución del coronavirus, si tuvieras que adivinar en qué paises es costumbre el distanciamiento social y el uso de mascarillas acertarías | Grafico Finantial Times, via @alt_kia

¿Qué mascarillas debería usar?

Antes de elegir cualquier tipo de defensa es recomendable conocer al enemigo, en este caso el coronavirus y su primera característica es su tamaño. El SARS-CoV-2 apenas tiene unos 120 nanómetros de diámetro, esto significa que ni los pañuelos, ni las bufandas, ni los pasamontañas, ni las mascarillas confeccionadas con papel de cocina o servilletas van a evitar que te contagies.

Las mascarillas profesionales tienen diferentes grados de filtrado: FFP1 (78% de eficacia, protege residuos no tóxicos y olores), FFP2 (92% de eficacia, protege de sustancias no tóxicas y elementos fibrogénicos) y FFP3 (98% de eficacia de filtración, capaz de proteger sustancias tóxicas, venenosas, aerosoles, humo, esporas de hongos...). El ministerio de Salud recomienda a los médicos en sus protocolos contra el coronavirus el uso de las mascarillas FFP2 y FFP3.

¿Sirven de algo las mascarillas confeccionadas en casa?

Esta es la pregunta peliaguda. Sí y no...

Si esperas que esa mascarilla, que pacientemente has elaborado siguiendo los consejos de alguien en youtube, te proteja y evite que te contagies del coronavirus, estás muy equivocado. El virus se colará. Esa tela, ese pañuelo o esas servilletas son un colador poco eficaz para impedir el paso de un virus de poco más de cien nanómetros.

Además sabemos que llevar mascarillas aumenta la probabilidad de que te toques la cara. Se mueve, es incómoda, hay que colocarla varias veces, luego hay que quitársela… todos estos movimientos, la mayoría inconscientes, terminan multiplicando el riesgo de que un virus que llevas en las manos o en los guantes termine en tu cara. Por otro lado, la mascarilla actúa como un placebo haciéndote creer que estás a salvo, y consiguiendo que bajes la guardia. Muchos expertos afirman que, a la hora de evitar contagiarte, es más efectivo llevar en todo momento las manos en los bolsillos que llevar una mascarilla

Así pues, una vez que entendemos que la mascarilla casera es un remedio poco eficaz para evitar contagiarte, queda la duda de si es conveniente o efectiva para no contagiar a otros… y esta es una cuestión importante. El virus se contagia mediante las pequeñas gotas que expulsamos al respirar, al estornudar, al toser… llevar una mascarilla disminuye la distancia a la que el virus puede llegar y, junto con el distanciamiento social, es una buena ayuda para evitar la transmisión a otras personas.

¿Qué dice la ciencia sobre el uso de mascarillas caseras? ¿Existen estudios fiables?

Afortunadamente contamos con estudios que, en epidemias anteriores de gripe, ya indagaron en la eficacia de las mascarillas tanto para la prevención de contagios como para la prevención de transmisiones. En agosto de 2013 apareció publicado en el Journal Disaster Medicine and Public Health Preparedness, un artículo titulado “Probando la eficacia de las mascarillas caseras: ¿Nos protegen en una pandemia de gripe?” Sus conclusiones son las siguientes:

“Cualquier máscara, sin importar cuán eficiente sea la filtración o cuán buena sea la marca, tendrá un efecto mínimo si no se usa junto con otras medidas preventivas, como el aislamiento de casos infectados, la inmunización, la buena etiqueta respiratoria y la higiene regular de las manos. Una máscara facial improvisada debe verse como la última alternativa posible si no se dispone de un suministro de máscaras faciales comerciales, con independencia de la enfermedad contra la cual se requiera protección.

Se pueden usar máscaras faciales caseras improvisadas para ayudar a proteger a aquellos que podrían, por ejemplo, estar en riesgo laboral por contacto cercano o frecuente con pacientes sintomáticos. Sin embargo, estas máscaras proporcionarían a los usuarios poca protección contra los microorganismos de otras personas infectadas con enfermedades respiratorias. Como resultado, no recomendaríamos el uso de mascarillas caseras como método para reducir la transmisión de infecciones por aerosoles.

Resumiendo… ¿Qué cosas debo tener claras con las mascarillas?

  • Las mascarillas no impedirán que te contagies. Su eficacia es limitada en este aspecto y, solo con medidas complementarias como el aislamiento o el distanciamiento social, pueden ayudarte a evitar que contraigas el virus.

  • El confinamiento en tu casa es la mejor opción. Las paredes de tu casa son la mejor mascarilla que puedes encontrar para mantenerte protegido.

  • Si debes salir a la calle, ten muy claro que el uso de una mascarilla está destinado a disminuir las probabilidades de que tú contagies a alguien más. Lleva las manos en los bolsillos, evita tocarte la cara, mantén la distancia con otras personas, respeta la etiqueta social y lávate las manos en cuanto te sea posible.

  • Si la llevas para no contagiarte tú, recuerda que terminarás tocándote más la cara y que solo tendrás una sensación placebo de seguridad. Tu mascarilla, incluso la casera, debe estar destinada a evitar contagiar a otras personas.

  • En estos momentos las mascarillas son más necesarias en otros ámbitos: médicos, enfermeras, fuerzas de seguridad, enfermos… Si tienes un excedente de mascarillas homologadas, quédate en casa y dona esas mascarillas a los profesionales que las necesitan.

Más historias que también te pueden interesar:

Referencias científicas y más información:

Davies, Anna, et al. «Testing the Efficacy of Homemade Masks: Would They Protect in an Influenza Pandemic?» Disaster Medicine and Public Health Preparedness, vol. 7, n.o 4, agosto de 2013, pp. 413-18. DOI.org (Crossref), doi:10.1017/dmp.2013.43.

Qué leer a continuación