El uruguayo Santiago Vescovi jugará en la Universidad de Tennessee, en la NCAA

Agencia EFE

Montevideo, 23 dic (EFE).- El base uruguayo Santiago Vescovi jugará la próxima temporada en la NCAA, la liga universitaria de baloncesto de Estados Unidos, tras fichar por la Universidad de Tennessee, según información facilitada este lunes por la NBA.

El joven de 18 años, integrante de la Academia Global de la NBA, militará en las filas de los Volunteers, de los que, a lo largo de su historia, surgieron jugadores como Bernard King (número 7 del 'draft' en 1977), Allan Houston (número 11, 1993) o Dale Ellis (número 9, 1983).

Dos de los actuales integrantes del quinteto de Philadelphia 76ers en la NBA, Tobias Harris y Josh Richardson, también salieron del equipo de Knoxville, que milita en la SEC -Conferencia Sureste- de la NCAA.

Este lunes, el conjunto estadounidense le dio la bienvenida al jugador con una publicación en la red social Twitter, en donde escribieron #BienvenidoSanti, mensaje que fue acompañado con un una naranja y una bandera de su país.

Vescovi, proveniente de las divisiones formativas del club uruguayo Bohemios, del que fue figura histórica su abuelo, Daniel Vannet, ingresó en 2018 a la Academia de Latinoamérica de la NBA, en México, y, gracias a sus buenos rendimientos, pasó a la Academia Global de Australia en junio de 2019.

También fue convocado para defender a la selección uruguaya en los Juegos Panamericanos de Lima.

Con este nuevo paso en su carrera, el baloncestista se convirtió en el vigésimo graduado de las Academias de la NBA en firmar con una universidad de la División 1 de la NCAA.

Además, dio un paso más hacia más hacia su sueño de llegar a la principal liga de baloncesto del mundo, en la que jugó su ídolo, el argentino Emanuel Ginóbili.

Aunque el baloncesto uruguayo tiene una larga historia y grandes jugadores, el pívot Esteban Batista ha sido el único en llegar a la NBA, en la que defendió a los Atlanta Hawks en 70 partidos durante dos temporadas (2005-2006 y 2006-2007).

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación