Uruguay: una "foto maldita", 16 casos de Covid-19 en la selección y las duras críticas del Gobierno

LA NACION
·3  min de lectura

La selección uruguaya quedó en la mira del Gobierno de su país y despertó criticas en clubes que cedieron a sus futbolistas para los partidos de las eliminatorias sudamericanas tras el brote de Covid-19, que ya suma 16 casos. Hoy se confirmó que el capitán celeste Diego Godín es hasta ahora el último ingreso a la enorme lista de infectados por el coronavirus. Su resultado positivo fue informado por Cagliari, club italiano en el que milita el zaguero.

Diego Lugano, el caudillo uruguayo que en la Argentina "hubiera durado dos días" y dice "el VAR es un desastre, va a terminar mal"

Dentro de este contexto, el ministerio de Salud Pública citó a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) para que rinda explicaciones y se aplicó una multa por incumplimiento de protocolo de alrededor de 645.000 pesos uruguayos (unos 15.000 dólares). Mientras que la dirigencia del Atlético de Madrid, que se quedó sin Luis Suárez y Lucas Torreira para los próximos partidos de La Liga española por el virus, apuntó sus dardos contra la federación nacional. "El futbolista, que ayer regresó de sus compromisos con la selección uruguaya, está aislado", agregó en un comunicado.

El de Godín se convirtió en el contagio número 16 dentro de la selección uruguaya, de los cuales 10 corresponden a futbolistas. Además de Godín, Suárez y Torreira, los jugadores afectados hasta el momento Darwin Núñez (Benfica), Diego Rossi y Brian Rodríguez (Los Ángeles FC), Rodrigo Muñoz (Cerro Porteño de Paraguay), Alexis Rolin (Rentistas de Uruguay), Gabriel Neves (Nacional de Uruguay) y Matías Viña (Palmeiras).

Asimismo, hay seis integrantes de la delegación infectados, entre los que se cuentan el médico Alberto Pan y el jefe de prensa Matías Faral. Así, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, citó a la AUF "por su responsabilidad en el cumplimiento del protocolo aprobado oportunamente".

Ya Salinas había apuntado contra el relajamiento de las medidas demostrado en una foto de jugadores en la concentración que circuló por redes sociales. Se habla de una "foto maldita". La imagen, divulgada el sábado por Torreira en Twitter muestra a nueve jugadores, algunos con termo y mate, reunidos alrededor de un fogón y muy cerca entre sí. Cinco de los futbolistas que allí aparecen hoy son positivos.

El Gobierno uruguayo no escondió su enojo. "Hubo algún descuido, como se vio en algunas fotos que circularon. Algún fueguito, todos juntos. Se ve que había tanta convivencia y hermandad que no se siguieron las reglas", había dicho el ministro.

También Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, apuntó contra la laxitud de medidas en el seno de la 'Celeste'. "No han tenido control", declaró a la Cadena Ser. En España "los jugadores no se duchan en los vestuarios. Los controlamos antes y después del partido y del entrenamiento. Los perjudicados somos los clubes", añadió. Diego Simeone, entrenador de los colchoneros, evitó polemizar sobre el tema. "Somos parte de la sociedad y evidentemente tenemos posibilidades de que a algún chico le pueda tocar. Habrá que jugar con otros futbolistas para cumplir en los partidos que tenemos por delante y esperar que tanto Suárez como Torreira se reincorporen lo más rápido posible. Existe la posibilidad, nos tocó y hay que responderla", resumió.

Según medios españoles, La Liga presentará una queja formal ante la FIFA por la relajación que existe en las federaciones nacionales respecto a las medidas para evitar contagios.

El brote surgió tras los partidos de la Celeste contra Colombia en Barranquilla, el viernes 13, y Brasil en Montevideo, el martes 17, por la doble fecha de la clasificatoria sudamericana rumbo a Catar-2022. El primer caso, que se conoció el sábado de noche, fue el del lateral Viña, en cuyo club, el brasileño Palmeiras, hubo un brote de 17 contagios.