Bruno Fernandes, el hombre que lo cambió todo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Londres, 23 may (EFE).- Bruno Fernandes recogió la semana pasada el galardón a mejor jugador de la temporada del Manchester United, el trofeo Matt Busby. Por segundo año consecutivo, el portugués se alzaba como el mejor del equipo, gracias a un estilo de juego y una mentalidad que representan la grandeza de un conjunto que se echaba de menos en Old Trafford.

Los 55 millones que costó Fernandes al United parecen pocos dado el rendimiento que ha ofrecido el portugués en apenas año y medio en el equipo. En apenas 79 partidos, ha marcado 40 goles y repartido 25 asistencias. Es decir, ha participado en 65 goles en 79 partidos, unas cifras que le colocan como la mejor opción en ataque del United, pese a no jugar como delantero centro.

Esta temporada, Fernandes es el 'Diablo Rojo' que más partidos ha jugado en la Premier League, que más goles ha marcado, que más asistencias ha dado, que más ha disparado y que ha creado más oportunidades. Se ha convertido en el líder del equipo e incluso ha capitaneado al mismo, pese a que su llegada se produjera en el mercado invernal de 2020.

Si su nombre no suena con más fuerza entre los candidatos a mejor jugador del año en la Premier, donde Kevin de Bruyne y Mason Mount aparecen como los favoritos al galardón, es porque el United ha perdido el halo de campeón que tenía antaño. Sin ganar la Premier desde 2013, el United se ha tenido que conformar con asegurar el subcampeonato y meterse en Champions, logro que no es algo menor teniendo en cuenta la cruenta batalla que ha habido por esos cuatro primeros puestos, pero Fernandes aterrizó en este equipo para conseguir mucho más.

Al igual que la llegada de su compatriota Cristiano a comienzos de siglo, Fernandes supone el salto de calidad de un equipo que se había acostumbrado a vivir con demasiadas medianías, pese a ser uno de los equipos más laureados y más ricos del mundo. Al tiempo que otras estrellas como Anthony Martial y Paul Pogba no recogían los galones que se esperaba de ellos, Fernandes los aglutina todos.

Ha formado una pareja fantástica con Edinson Cavani, el socio con el que mejor se entiende, como quedó demostrado en la eliminatoria de semifinales contra el Roma, en la que produjeron entre ellos dos de los tres de los goles del equipo. Su última obra de arte fue una combinación a tres, con De Gea como impulsor, en la que el portugués dio un taconazo en el centro del campo para que Cavani, de primeras, lanzara una vaselina desde 40 metros por encima del meta del Fulham.

Si el uruguayo ha aceptado quedarse una temporada más en Mánchester, una de las razones es la posibilidad de seguir jugando codo a codo con Fernandes, el faro de un Manchester United que si vuelve a oler a gloria, es en gran parte gracias a su forma de entender y de jugar a este deporte.

(c) Agencia EFE