Anciana rompe a llorar frente a los estantes vacíos de un supermercado

Yahoo Noticias

Una imagen desgarradora de una anciana, tomada en el supermercado Port Melbourne, Australia, sacó a la luz el impacto devastador de las compras de pánico en las personas vulnerables a medida que el coronavirus se propaga.

La foto, compartida en Twitter por el periodista de Nine News, Seb Costello, generó una enorme emoción en el público y muchos expresaron su disposición a ayudar a la señora y a otras personas que están sufriendo. “Honestamente, esa es la imagen que captura esta locura”, dijo una persona.

Esta imagen ha provocado una fuerte respuesta emocional en los australianos. Fuente: Twitter/SebCostello9
Esta imagen ha provocado una fuerte respuesta emocional en los australianos. Fuente: Twitter/SebCostello9
Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

“Esto realmente me rompe el corazón, los ancianos ya se lo han dado todo a la sociedad, ¿por qué no los cuidamos?”, dijo otro.

“Esto me rompe por completo el corazón. Si supiera dónde vive esta señora, la ayudaría con comida y otras cosas en un abrir y cerrar de ojos. Esto tiene que parar ahora mismo”, escribió un tercero.

Una señora afirmó que después de ver la imagen “sollocé durante 10 minutos” y dijo que esperaba que “alguien la ayudara a llenar su carrito de la compra” y se asegurara de que estuviera bien en casa.

Otros compartieron sucesos igualmente impactantes que habían presenciado durante el caos provocado por el COVID-19.

“Me dijeron que a la madre de 92 años de una amiga le arrebataron de la mano una lata de sopa de tomate en un supermercado de Ryde a inicios de esta semana. Es un comportamiento vergonzoso”, escribió uno.

Hoy al mediodía.

Supermercado Coles de Port Melbourne.

Pasillo de la comida enlatada.

Me dijeron que estaba llorando.

Una imagen que resume el sufrimiento de las personas más afectadas por las innecesarias y egoístas compras de pánico.

Como @ScottMorrisonMP, esto “tiene que parar”. @9NewsAUS @theage @ACurrentAffair9 #coronavirus

Alguien dijo que durante el tiempo de una hora impuesto por Woolworths habían visto a jóvenes empujar al personal que comprobaba la identificación en la puerta, para entrar antes que las personas mayores y vulnerables.

Alguien sugirió que retiraran los carritos a los compradores, obligándolos así a limitar la cantidad de productos que pueden comprar de una sola vez.

“Quitar los carritos es una gran idea y también limita la cantidad de productos, en lugar de comprar todo de una vez. Y también se puede mantener una reserva de productos básicos detrás para las personas mayores que vienen durante todo el día”, escribieron.

En Australia, Coles, Woolworths y Aldi han impuesto límites de compra estrictos de ciertos productos como una medida para frenar las compras de pánico y mantener los artículos en los estantes para quienes los necesitan.

Sin embargo, parece que estos métodos no han marcado una gran diferencia pues todavía muchos compradores informan que tienen dificultades para acceder a artículos básicos como el papel higiénico, desinfectante para manos, pasta, arroz y productos enlatados.

Las compras de pánico han dejado vacías las tiendas Coles y Woolworths. Fuente: Google Maps/Matrix
Las compras de pánico han dejado vacías las tiendas Coles y Woolworths. Fuente: Google Maps/Matrix

Esta semana Coles anunció que suspendería su servicio de entrega al público general, diciendo que haría excepciones para sus clientes “más vulnerables”.

Woolworths ha tomado medidas similares y detuvo todas las entregas en Victoria, retirando la opción “Click and Collect”.

Coles y Woolworths han aplicado cambios en la forma de entregar sus productos para asegurarse de que los conductores y los clientes no tengan necesidad de mantener un contacto físico cercano.

Brooke Rolfe

Qué leer a continuación