Un hombre que paseaba a su perro encuentra un esqueleto de dinosaurio de 65 millones de años en la playa de Somerset

Se cree que el esqueleto pertenece a un ictiosaurio prehistórico (Caters)
Se cree que el esqueleto pertenece a un ictiosaurio prehistórico (Caters)

Un hombre que paseaba a sus perros descubrió un esqueleto de dinosaurio de 65 millones de años en una playa de Somerset.

Jon Gopsill, de 54 años de edad, y sus perros Poppy y Sam descubrieron el fósil prehistórico durante un paseo de rutina en la playa cerca de Stolford, Somerset, el sábado pasado.

Inicialmente encontró solo un hueso, pero tras excavar un poco más en la arena descubrió que formaba parte de un esqueleto de 1,6 metros.

Jon cree que los huesos, que piensa son de un ictiosaurio prehistórico, llegaron a la orilla debido a lo agitado que estuvo el mar durante la semana anterior en la costa sur.

Jon Gopsill y sus perros encontraron el esqueleto (Caters)
Jon Gopsill y sus perros encontraron el esqueleto (Caters)

Jon, quien es un arqueólogo aficionado, ha intentado ponerse en contacto con el Centro de Patrimonio de Somerset y el Museo de Historia Natural para informar sobre el hallazgo, pero aún está esperando respuesta.

El ictiosaurio era un mamífero marino prehistórico similar a una marsopa que vivió durante el período Jurásico.

Jon dijo: “A menudo voy a la playa a caminar con mis perros y cuando baja la marea vamos a las rocas porque les gusta jugar allí”.

“Siempre me ha gustado la caza de fósiles y he encontrado un buen suministro de amonites, así que siempre tengo los ojos abiertos”.

“Estábamos en la playa cuando lo vi y pensé ‘¿qué es eso?’, así que me acerqué un poco y dije ‘guau’”.

“Pensé que obviamente se trataba de una criatura marina fosilizada, probablemente un ictiosaurio”.

“No tiene cabeza, miré alrededor pero no pude encontrarla. Ha estado allí durante al menos 65 millones de años”.

El esqueleto fue desenterrado tras una semana de mar agitada. (Caters)
El esqueleto fue desenterrado tras una semana de mar agitada. (Caters)

“Me di cuenta de que era increíble, material de calidad digno de un museo, tan pronto como lo vi supe que había encontrado algo especial”.

“Me sorprendió encontrarlo. Realmente es increíble que haya sobrevivido durante tanto tiempo y ahora esté allí para que todos puedan verlo”.

“Supe que había encontrado algo especial”

Sorprendentemente, al día siguiente, Jon salió a caminar otra vez y en esa ocasión, su perrito Poppy lo llevó una piedra que también resultó ser un fósil.

Añadió: “No podía creerlo, es impresionante. Le enseñé qué eran los fósiles, pero no esperaba que me trajera uno”.

“Mi esposa dice que solo fue suerte. Creo que los días tormentosos que tuvimos hace poco arrastraron mucho lodo de la superficie, por lo que las rocas quedaron más expuestas”.

George Martin

Qué leer a continuación