Turismo Carretera: Agustín Canapino, el campeón que dominó con la mente fría

Alberto Cantore
lanacion.com

No solo lo hizo, lo convirtió en una costumbre. Agustín Canapino (Chevrolet) se consagró campeón de Turismo Carretera, extendió su abrumador dominio y le agregó otra estrella a una trayectoria destacada, que desborda consagraciones: octavo piloto en la historia de la categoría en firmar una seguidilla de tres coronas, el arrecifeño se suma a una lista de apellidos que marcaron hitos en el TC: Juan Gálvez, Dante Emiliozzi, Héctor Gradassi, Roberto Mouras, Oscar Castellano, Juan María Traverso y Guillermo Ortelli. En el autódromo de Centenario, en Neuquén, el 4to puesto le dio margen suficiente para ratificar en la pista el favoritismo que lo envolvía antes de la carrera final. No necesitó de las remontadas épicas ni de las maniobras al límite para celebrar, se manejó con inteligencia para administrar las diferencias, enseñando que la experiencia en definiciones, aunque solo tiene 29 años, es un valor que el dinero no puede comprar. El monarca deja su sello y anticipó que después de su tercer título en cadena, no tiene intenciones de abdicar.

La incertidumbre y el nerviosismo que rodeó a la definición del campeonato de TC se apagó en seis giros. Porque la falla en la transmisión que sufrió Emiliano Spataro (Torino) en los primeros metros de la largada, le posibilitó a Valentín Aguirre (Dodge) tomar el mando y así exigir a Canapino a tener que trepar desde el 10mo al 7mo lugar para retener el título. Pero el accidente que protagonizaron Diego De Carlo (Chevrolet), que tras despistarse cruzó la pista, y Mathías Nolesi (Ford) provocó el ingreso del Auto de Seguridad. El relanzamiento, un quiebre que Canapino capitalizó para llevar el control. Un corte eléctrico -hubo varios durante el fin de semana- hizo que ante la imposibilidad de utilizar el semáforo el relanzamiento se ensayara de manera manual, con la bandera argentina. Aguirre y José Manuel Urcera (Chevrolet), las dos espadas con las que el JP Carrera deseaba batallar por la corona, que partían desde la primera y tercera posición, fallaron, y la maniobra levantó suspicacias. "No estoy enojado, pero no entiendo lo que pasó. Me sorprendió cómo largaron otros, los comisarios deportivos no avisaron nada. Adivino no soy", se quejó Aguirre, que completó el podio, por detrás del ganador Juan Manuel Silva (Ford) y de Leonel Ugalde (Ford).

Mientras Aguirre pedía por radio explicaciones al equipo, desde el muro, el director general de la estructura, Gustavo Lema, explotaba ante una consulta de un periodista del programa radial Vuelta Previa, de radio Colonia: "No tenemos idea de nada, no había semáforo y largaron con bandera, pero no avisaron". A su lado, el director técnico Guillermo Kissling se sumaba a la queja: "Qué problema había en esperar una vuelta más, avisar cómo se largaba y listo. Más allá de todo, arruinan un espectáculo".

El retroceso de Aguirre, cayó al 4to puesto y logró subirse al podio por el retraso de Juan Pablo Gianini (Ford), y de Urcera, de 3ero a 6to -el clasificador lo dejó 7mo-, más el avance de Canapino, le quitaron dramatismo a la definición; Mariano Werner (Ford), el principal rival al inicio de la actividad, debía achicar una diferencia de 11,5 puntos, pero apenas terminó 6to: el paranaense no logró repetir la contundencia de Toay y durante el fin de semana jamás se enseñó con el crédito para sentirse un candidato.

"Mitad de carrera: Aguirre, 3ero; freno y alternador", el mensaje que escuchaba, vía radio, Canapino. Allí, en la carpa en la que más tarde se desataría el festejo íntimo, el ingeniero Guillermo Cruzzetti intercambiaba conceptos con Alberto Canapino, el cerebro de la estructura que cumple una suspensión por tiempo indefinido que le impuso la CAF de la ACTC y que estuvo ausente de las cinco carreras que compusieron la Copa de Oro. Pero el preparador exitoso montó un búnker en Arrecifes con cuatro monitores desde los que siguió la transmisión de TV, los tiempos en vivo, los datos de la telemetría. "¿Cómo hacía para no contenerme de pisar el autódromo si viajaba a Neuquén? Compartimos la pasión, no hacía falta que estuviera ahí para disfrutar", explicó Alberto, que como jefe del equipo reestructuró al conjunto ante la ausencia: Matías, su hijo menor, pasó a ser el ingeniero de pista de Agustín; Federico Benavidez se hizo cargo de la parte técnica, siendo sus ojos en cada autódromo, y Lucas Alonso siguió como preparador del motor. "Parecía imposible, pero lo logramos. Agustín dice que las carreras son de autos, pero ganan siempre los mismos pilotos: los que tienen talento y dedicación. Él es el tractor que llevó todo adelante, el que me dio fuerzas para seguir", definió Alberto la actuación de Agustín. Y, como jefe, también le impuso obligaciones, esos detalles que posibilitan sostener al equipo en la cima: "No podés estar de vacaciones hasta febrero, acordate que el 18 estamos probando en Olavarría", le advirtió a quien después de la consagración en San Nicolás, el año pasado, tomó un vuelo para entrenarse para lo que resultó la participación en las 24 Horas de Daytona.

A dos carreras para la definición de la Etapa Regular, Canapino estaba fuera de la Copa de Oro. No solo se clasificó para el mini torneo de cinco carreras que consagra al campeón: ganó dos veces, en Rafaela y en San Nicolás; fue 2do en Toay y 13ro en Paraná. "No sé si puedo pedir más. La clasificación no fue buena, en la largada me pasaron, pero manejé tranquilo: con la mente fría y el corazón caliente", se sinceró Canapino, que fiel a su estilo el año próximo irá por más gloria.

Canapino: 14 coronas en 13 temporadas

Desde 2007, cuando logró su primer título con la obtención de la Copa Megane, las conquistas se replicaron para Agustín Canapino, que festejó en 2008 en TC Pista; 2010, TRV6 y TC; 2011, 2012, 2013 y 2014, TRV6; 2016, TRV6 y STC2000; 2017, TRV6 y TC; 2018 y 2019, TC.

Entre los siete pilotos más ganadores del TC

Canapino logró su cuarto título e igualó la marca de Héctor Gradassi y de Dante Emiliozzi; Oscar Gálvez acumula cinco; Juan María Traverso, 6; Guillermo Ortelli, 7 y Juan Gálvez, 9.

Los principales lugares en la Copa de Oro

El campeón Canapino sumó 634, 75 puntos; Urcera, 523, 75; Werner, 485,25; Ardusso, 451, 75; Aguirre, 426; Pernía, 415, De Benedictis, 414, 25; Silva, 403.

Qué leer a continuación