"Tuca" hace lo suyo e ignora las voces "del adiós"

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Gerardo Velázquez de León, enviado

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, NL., abril 25 (EL UNIVERSAL).- Opiniones divididas. Así ha sido desde hace tiempo cuando se toca el tema de Ricardo Ferretti como técnico de los Tigres.

La filtración de que no le renovarán el contrato alborotó el ambiente previo al clásico regiomontano. Pero "Tuca" no se distrajo, se enfocó en el partido, se levantaba, se apoyaba con sus asistentes, trataba de acomodar a sus jugadores y sufría, sufría porque los Rayados fueron un digno rival que se fue al frente en el marcador. Luego vino el empate y los felinos le dieron la vuelta.

Mas Ferretti en lo suyo, como siempre, a veces serio, a veces gritando, enérgico y casi nunca sonriente. Cuando tuvo que intervenir en la bronca del final, lo hizo tranquilo, pidiendo como siempre, que sus jugadores se concentraran en el juego, no en pelear. Cuando todo acabó, le dio la mano a Javier Aguirre, sin problema.

Este pudo haber sido el último clásico regiomontano de Ferretti, —si es que no se enfrentan en la fase final— y lo ganó.