Trump y Putin debaten el alto del fuego en Siria tras el ataque de EEUU

Por Steve Holland y Alexander Winning
Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Rusia, Vladimir Putin, buscaron aliviar las tensiones que originaron los ataques aéreos estadounidenses sobre Siria en abril, expresando el deseo de un alto el fuego en ese país y áreas seguras para albergar refugiados. En la imagen, una combiación de fotos de archivo del presidente ruso, Vladimir Putin, en la residencia de Novo-Ogaryovo a las afueras de Moscú, y del presidente de Estadis Unidos, Donald Trump, posando en Nueva York. REUTERS/Ivan Sekretarev/Pool/Lucas Jackson/File Photos

Por Steve Holland y Alexander Winning

WASHINGTON/MOSCÚ, 2 mayo (Reuters) - Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Rusia, Vladimir Putin, buscaron aliviar las tensiones que originaron los ataques aéreos estadounidenses sobre Siria en abril, expresando el deseo de un alto el fuego en ese país y áreas seguras para albergar refugiados.

Ambos líderes hablaron por teléfono por primera vez desde que las relaciones entre Washington y Moscú se tensaron por el ataque a una base aérea en Siria, un aliado de Rusia, y establecieron las bases de lo que podría ser su primera reunión cara a cara en julio.

Los comunicados posteriores difundidos por la Casa Blanca y el Kremlin sugirieron que ambos mandatarios tuvieron una conversación productiva que incluyó a Corea del Norte y el combate a las milicias de Estado Islámico en Oriente Medio.

Un funcionario de alto rango del Gobierno estadounidense dijo que Putin había solicitado la llamada telefónica y la describió como un intento por presentar sus ideas para Siria.

La decisión de Trump de lanzar 59 misiles de crucero contra un campo de aviación sirio el 4 de abril, en represalia por un ataque con armas químicas, enfureció a los rusos y condujo a algunos amargos intercambios entre los dos gobiernos.

La Casa Blanca dijo que ambos coincidieron en que "todas las partes deben hacer todo lo posible para poner fin a la violencia" en Siria.

"La conversación fue muy buena e incluyó la discusión de zonas seguras, o de mitigación, para lograr una paz duradera por razones humanitarias y muchas otras razones", dijo el comunicado de la Casa Blanca.

El Kremlin, que calificó la conversación como amigable y constructiva, difundió un comunicado en el que igualmente destacó el acuerdo para trabajar juntos en pro de la paz en Siria y combatir el terrorismo internacional.