Triunfo de Denver contra Portland. Facundo Campazzo: la revancha en los triples y los periodistas que se divierten festejándolo en español

·3  min de lectura
Entrenador y jugador unidos por una protesta: Mike Malone y Facundo Campazzo reclaman al árbitro Nick Buchert en el partido de Denver Nuggets contra Portland Trail Blazers.
AP

Facundo Campazzo venía de una excelente defensa y un mal ataque frente a Memphis Grizzlies: aquel 1 de 7 en triples es la peor efectividad en el rubro en sus 52 partidos en la NBA. Pero se redimió ante Portland Trail Blazers, con un estupendo 4 de 5 en la victoria de Denver Nuggets por 106-105 como visitante, para la que contribuyó con esos 12 puntos y varias otras estadísticas positivas.

Tanto contrastó la producción del argentino el miércoles con la del lunes, que el relator y el comentarista de la televisación de la campaña de Denver llegaron a festejar risueñamente en español uno de los aciertos de larga distancia del novato. Chris Marlowe, el narrador, tiene un latiguillo para cuando Campazzo encesta un triple: “¡Uno! ¡Dos! ¡Tres para Facu!”, dice, festivo, en el idioma natal del cordobés. Cuando éste embocó por tercera vez seguida contra Portland, Marlowe se lo tomó con aun más alegría: “¡Vamos todos ahora! ¡Uno! ¡Dos! ¡Tres para Facu!”, exclamó, con su compañero Scott Hastings al unísono, y alguna risa al final.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El basquetbolista cordobés ha caído simpático en Denver, como lo deja en claro también la cuenta de Twitter de la franquicia, y Marlowe tiene otra muletilla en castellano –o algo parecido– para festejar una acción típica del número 7, un robo. Lo llama “el bandito”, por “el bandido”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Campazzo, que fue titular nuevamente a raíz de la baja del base canadiense Jamal Murray, acompañó su producción anotadora con 5 rebotes, 3 asistencias, 1 bloqueo, 1 pérdida, 3 infracciones y +8, en 27 minutos.

NBA. Otro argentino en el radar: el jugador que puede seguir a Campazzo y Deck

Denver está a dos triunfos de duplicar su cantidad de derrotas: tiene 38 éxitos y 20 reveses, con 65,5% de eficiencia, en el cuarto lugar del Oeste. Está muy próximo a asegurar su participación en, por lo menos, los play-ins, esa rueda que después de la etapa regular del torneo juegan los ubicados séptimo a décimo por los dos últimos cupos en los playoffs de la conferencia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Campazzo está rindiendo más en sus números cuando actúa como titular, cosa que hizo seis veces en esos 52 encuentros que lleva protagonizados. Esta vez fue más eficaz en los lanzamientos y tomó más rebotes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Dos situaciones puntuales sobresalieron en su caso. Una, la protesta conjunta con su director técnico, Mike Malone, a uno de los referís; el argentino quedó enojado por un pitazo que señaló infracción de él contra el base Damian Lillard y la bronca no se le pasó ni cuando se sentó en el blanco.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y la otra, un triple con amague que encestó frente a Carmelo Anthony, otrora una gran estrella de la NBA e integrante del seleccionado de Estados Unidos que perdió contra la Argentina en los Juegos Olímpicos Atenas 2004. Tras la conversión de su pequeño rival que lo dejó mal parado, Anthony le dirigió una mirada, que no se cruzó con la del cordobés.

Schwartzman. Festejó en Barcelona tras estar a dos puntos de ser eliminado