Los triples y las asistencias de Facundo Campazzo no alcanzaron y Denver Nuggets tropezó ante Phoenix Suns

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Facundo Campazzo apareció en los momentos justos para darle a Denver soluciones ofensivas
Facundo Campazzo apareció en los momentos justos para darle a Denver soluciones ofensivas

No fue suficiente la buena tarea de Facundo Campazzo. No alcanzó la buena defensa que propuso en el arranque del juego todo Denver Nuggets. En el primer partido de la serie de semifinal de la Conferencia Oeste de la NBA, cayó por 122-105 ante Phoenix Suns, que en la segunda parte del partido dejó sin argumentos a su rival y se impone por 1-0. El segundo partido se disputará este miércoles, también en Phoenix.

Facundo Campazzo con LA NACION: “Me di cuenta de que todavía tengo muchas cosas por mejorar”

El partido de Campazzo estuvo a la altura del compromiso, porque cerró una planilla con 14 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias y dos robos en 36 minutos, pero no fue suficiente parar un rival que en la segunda eta tuvo una tarea superlativa y cuatro de sus jugadores titulares finalizaron con 20 o más puntos: Devin Booker (21), Deandre Ayton (20), Chris Paul (21 y Mikal Bridge (23).

El arranque de Campazzo fue intenso, porque si bien le dio una falta a Chris Paul, cuando tuvo una chance sacudió la red y abrió el juego con un bombazo de tres puntos. Muy enfocado el base argentino asumió responsabilidades ofensivas desde los primeros minutos, porque en la acción siguiente consiguió una acción de dos y uno, lo que le permitió a los Nuggets a dejar un mensaje de que en el primer capítulo de la semifinal del Oeste todo será de alta exigencia.

En el primer cuarto los dos equipos se apoyaron en sus mejores hombres, por eso Denver apoyó su juego en Nikola Jokic, mientras que los Suns se repartieron los puntos y entre Devin Booker, DeAndre Ayton y Jae Crowder para sostener al equipo en juego y por eso cerraron el cuarto empatados en 28 puntos.

Con 8 minutos por jugarse del segundo cuarto Campazzo volvió al campo y comenzó a repartir juego, pero la energía de Phoenix para atacar el aro provocó que el cordobés sume rápido su segunda falta. Pero la tarea del base argentino en ofensiva fue más agresiva y cuando le dieron la posibilidad fue hacia la pintura y volvió a poner su sello con un lanzamiento volado que dejó sin alcance a Saric. Con esa idea de romper la primera línea y ser agresivo contra el aro Campazzo atacó la zona y dejó a Paul Millsap de frente al aro para anotar con facilidad. Y en ese escenario Denver sacó ventajas porque le anotó 28 puntos dentro de la pintura.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Muy agresivo Campazzo, muy activo en ataque siguió sacudiendo la defensa de Phoenix, ya que desde la línea de tres puntos volvió a dejar sin aliento al equipo local que cada vez que buscó quebrar el dominio de Denver, la franquicia de Colorado encontró opciones para sostener dominante en el marcador. No fue sencillo poder despegarse de Phoenix por eso cerró la primera mitad ganando por 58-57.

La energía de Denver y en especial de Campazzo no se detuvo y en el arranque del tercer cuarto salieron los Nuggets dispuestos a darle un golpe de arranque a los Suns. Y con ese plan lograron sacar 10 puntos de distancia (70-60) con un triple de Jokic tras una exquisita asistencia de espaldas de Campazzo, otro bombazo de Rivers y los aportes de Aaron Gordon. La respuesta para Phoenix llegó desde las manos de Mikel Bridges que desde la línea de tres puntos sostuvo al equipo en partido.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Le costó a Denver sostener la ventaja, aunque defensivamente Campazzo y compañía se encargaron de ponerlos incómodos. Sin embargo, Phoenix se las arregló para reponerse en el marcador, impuso condiciones, aprovechó algunas distracciones ofensivas y le metió un parcial de 16-0 en casi tres minutos, con Ayton y Booker como principales responsables y se puso al frente por 79-72. Fue un tercer cuarto tremendo de los Suns, dejando si argumentos a los Nuggets, con una afectividad de 11 lanzamientos acertados de 12 tiros tomados y eso le permitió cerrar el período ganado 88-79.

En el último cuarto, en apenas 1 minuto y 35 segundos, los Suns llenaron de interrogantes a Denver. Con Campazzo nuevamente dentro del equipo, los Nuggets no pudieron retornar al juego y como si fuera poco Chris Paul comenzó a tomar decisiones ofensivas, llevó la ventaja a 15 puntos (94-79) y lo obligó a Michael Malone a tener que pedir un minuto para frenar la confianza de Phoenix y para reacomodar las fichas. No se detuvo allí la producción del base local de 36 años, porque tomó confianza y puso bajo su control el partido. Para entender la influencia de Paul: en el primer cuarto no marcó puntos y en el último capítulo aportó 14 de los 21 puntos que completó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.