#TrincheraAzul: La Máquina se juega algo más que tres puntos ante Chivas

Paco Jémez llega al cotejo contra las Chivas del Guadalajara con mínimas posibilidades de calificar a la Liguilla, todo esto debido a los malos resultados en el Clausura 2017. Sin embargo, ante un partido de alto calibre, los cementeros necesitan con urgencia una dosis de orgullo para afrontar la visita de los rojiblancos al Estadio Azul. Una dosis de compromiso por lo que representa Cruz Azul.

Una victoria ante el Rebaño Sagrado beneficiaría al entorno de La Máquina, pues matemáticamente mantendría intactas esas mínimas posibilidades de entrar en Liguilla. Pero más allá de eso, los jugadores cementeros tienen que demostrar que son capaces de responder ante los embates. Las decisiones que tomen en el terreno de juego son fundamentales porque su futuro y el futuro de Cruz Azul está en juego. Esas decisiones serán la diferencia entre volver a la cima del futbol mexicano o quedarse rezagados en el abismo.

Cruz Azul Liga MX México Clausura 2017

Es cierto que la Liguilla se aleja y el descenso se acerca, pero es en las malas cuando el plantel cementero tiene que sacar la casta para demostrar de sus capacidades. Tiene una oportunidad frente al Rebaño Sagrado para sorprender a sus detractores, para poner en jaque a quien lo critica. El equipo de Paco Jémez necesita romper paradigmas, esos malditos paradigmas que siempre acechan a Cruz Azul ante la adversidad.

Es hora de que Cruz Azul deje de ser la burla, es hora de que los jugadores sientan orgullo de pertenecer a una de las instituciones más grandes del futbol mexicano, de ponerle un alto a esos capítulos bochornosos. No sabemos si el equipo del estratega español pueda conseguir un milagro para calificar a la Liguilla porque no sólo depende de ellos, pero lo que sí sabemos es que Cruz Azul necesita de una dosis de orgullo y compromiso. Una dosis que los haga despertar para que puedan salir de ese abismo. Un abismo que los tiene hundidos en la mediocridad.