#TrincheraAzul: El afortunado parón arbitral

La Máquina jugaría en la casa del América a partir de junio del 2018.

El parón arbitral parecía que venía a romperle una racha positiva a Cruz Azul , con dos victorias consecutivas, esperábamos ansiosos enfrentar a un Toluca que parecía más preocupado por estar involucrado en los escándalos arbitrales que por el mismo enfrentamiento contra la Maquina, pero no fue posible. El escándalo explotó y la Jornada 10 no se jugó .

El tema arbitral con Cruz Azul da para mucho , pues nuevamente ha habido decisiones arbitrales mal sancionadas, sin embargo, jamás un escándalo que nos involucre como ahora. Deja tranquilo eso, saber que los valores del club en la cancha siempre permean.

“Si uno de mis jugadores diera un cabezazo a un árbitro, no permitiría que se volviera a poner la playera de Cruz Azul” , señaló Paco Jémez tras lo sucedido con Pablo Aguilar. Da gusto cuando alguien llega y entiende perfecto lo que representa este club, tal como lo dictaba Guillermo Álvarez Macías: “Honor y lealtad a nuestra patria, valor y nobleza en el deporte”.

Cruz Azul tenía que enfrentar en poco más de 48 horas un partido difícil en Toluca y luego viajar a Torreón para jugar ante Santos Laguna por la Copa MX . Sin duda, un panorama que lucía complicado, más no imposible.

La noticia de que el partido ante Toluca se reprogramaría al que peor le vino fue al aficionado que espera a que llegue el fin de semana para poder ver a su equipo, al aficionado que había hecho hasta lo imposible por conseguir una entrada para el partido del domingo y a aquel aficionado que había planeado un viaje largo para poder ver el futbol. A nosotros, los aficionados, fueron a los que más afectó este parón arbitral.

Con las actividades arbitrales reanudadas, Cruz Azul se plantó con autoridad en Torreón y vino de atrás para clasificarse a las Semifinales de la Copa MX. Con un Cauteruccio inspirado, la Máquina no hizo algo diferente a lo que ha venido haciendo desde que Paco Jémez dirige este plantel.

Mucha posesión de pelota, más que el rival y mucha llegada, más que el rival. La diferencia ahora es que los balones ya entran en la portería rival, simple y llanamente. Cruz Azul ha sido superior a sus rivales casi siempre en este torneo, pero la presión por anotar subía como la espuma y jugaba en contra de Cruz Azul. Ahora, caen los goles, se liberó un poco esa presión y Cruz Azul juega como Jémez quiere.

Entonces parece que vino bien el descanso arbitral del fin de semana, se ligó la tercera victoria consecutiva, se clasificó a Semifinales y Cruz Azul es candidato serio para ganar la Copa MX. Desde Mariano Pavone, ningún jugador de Cruz Azul había conseguido un triplete y el tan criticado Cauteruccio lo consiguió ante Santos.

Con la moral creciendo y jugando como dicta Paco Jémez, la Máquina recibe este sábado a Tigres en el Estadio Azul. Los dos equipos que más posesión de balón tienen en el torneo. Será sin duda, una prueba complicada para el cuadro celeste, pero si consigue la victoria, señores, vayan preparándose: Cruz Azul habrá despertado en serio.