El tridente rumbo a Qatar, a prueba

·2  min de lectura

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- Más de un año después, Gerardo Martino por fin probará de nuevo a ese tridente ofensivo que tantos sueños dulces le provoca. Eso sí, el director técnico del Tricolor anhela que no muten en pesadillas, como ocurrió aquella oscura noche en el Alamodome de San Antonio, Texas.

Para el juego de este sábado, contra Corea del Sur en Viena, "El Tata" iniciará en el ataque con Hirving Lozano, Raúl Jiménez y Jesús Manuel Corona, tal como lo hizo el 10 de septiembre de 2019, ante Argentina, duelo que su equipo perdió 4-0.

Pero ya sólo es un amargo recuerdo, porque el presente de los tres invita a ilusionarse. "El Chucky" ya es titular indiscutible con el Nápoli, en el que marca anotaciones y asiste. Jiménez es el goleador y principal figura del Wolverhampton. Mientras que "El Tecatito" es pieza clave en el Porto, tanto que fue nombrado el mejor jugador en la más reciente temporada lusitana.

"La actualidad que tienen los tres me obliga a pensar en una forma de hacerlos convivir dentro del mismo equipo, así que seguramente será lo mismo que vimos con Argentina, respecto a los futbolistas que jueguen en delantera, [pero] con movimientos diferentes", dijo Martino, hace unos días, en entrevista con EL UNIVERSAL Deportes. "Será lo que podamos ver en alguno de los dos partidos, seguro".

Son el proyecto del ataque tricolor rumbo a la Copa del Mundo Qatar 2022. El promedio de edad del tridente es 27 años, por lo que —en teoría— llegará a Medio Oriente en plenitud.

Y en cuanto a costo, según el sitio especializado Trasnfermarkt, suma 121.5 millones de dólares (47.2 de Jiménez, 38.9 de Lozano y 35.4 de Corona).

Datos

121.5 millones de dólares es lo que suma en lo que tasan a los tres.

27 años de edad promedia la tercia de atacantes en la Selección.