"El Travieso" Fernández ingresa al Salón de la Fama de Monterrey

El Universal

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 30 (EL UNIVERSAL).- Ciudad Cardel, Veracruz vio nacer a Daniel Fernández, quien maduró como un beisbolista fuera de serie en el infierno de los Diablos Rojos. Novena en la que rompió récords sobre los diamantes mexicanos.

Varios años después de colgar el guante y los "spikes", "El Travieso" no deja se sonreír y ahora tiene otro motivo para hacerlo, al ingresar de manera oficial al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano, en la ciudad de Monterrey.

Fueron días de celebración para el que fuera un jardinero excelso que rompía la gravedad haciendo lances espectaculares en el jardín central del Parque del Seguro Social. Ahora trabaja en la formación de peloteros en la academia de los Diablos Rojos, en Oaxaca, que acaba de llegar a una década de existencia.

Así que Daniel tiene mucho que festejar. "Doy gracias a mi familia, a mis padres, al beisbol que me dio la fortuna de conocer a tanta gente importante. A la Liga Infantil Veracruzana donde nació mi sueño y el de muchos pequeños que amamos el beisbol".

Fue parte de una generación llena de competencia en la Academia de Pastejé, la de 1982. Seleccionado en la sexta ronda por Diablos Rojos, a la semana siguiente ya estaba bajo las órdenes de Benjamín "Cananea" Reyes. "Frente a peloteros como Alfredo 'Zurdo' Ortiz, 'El Diablo' Montoya, Abelardo Vega, Armando Sánchez, Nelson Barrera, 'Kalimán' Robles, y muchos más", recuerda el veracruzano.

En 1984 aguantó un préstamo a los Cafeteros de Córdova, para un año después, a la par de Diablos Rojos, arrancar una gran carrera con Venados de Mazatlán, en la Liga del Pacífico. "Hoy en día trabajo en la academia de beisbol en Oaxaca, con la mente fija en seguir haciendo buen beisbol".

Jugó 26 temporadas en la LMB con los pingos, y fue campeón en 7 ocasiones como jugador. Suma un campeonato como estratega escarlata.

Disparó 2 mil 648 hits, ocupando el tercer lugar en la historia. Sus mil 837 carreras anotadas y sus 26 campañas jugadas como jardinero, lo hacen ser el número uno en todos los tiempos.

Qué leer a continuación