La traición de los clubes ingleses a su gente

Agencia EFE
·3  min de lectura

Londres, 19 abr (EFE).- Los aficionados de los clubes ingleses involucrados en la creación de la Superliga europea han rechazado firmemente el desarrollo de esta, calificándola de "inaceptable", "traición" y "muerte del fútbol".

El 'Big Six' de la Premier League se ha destapado como fundador de la Superliga, con Manchester City, Manchester United, Liverpool, Arsenal, Chelsea y Tottenham Hotspur como miembros de la nueva competición.

Sus aficionados no han tardado en responder y equipos como el United y el City aún no han publicado el comunicado grupal en sus redes sociales para evitar el linchamiento público que ya se ha producido entre los aficionados.

"El Tottenham Hotspur fue el primer club británico en ganar un título europeo. Ayer, la directiva traicionó al club, su historia y la magia que hace este deporte tan especial, cuando pusieron su nombre en un comunicado anunciando la formación de una Superliga europea", dijo el Tottenham Hotspur Supporters Trust, una especie de club oficial de aficionados del equipo inglés.

"La directiva va a poner en riesgo la reputación del club y su futuro por el único propósito de la avaricia. Uno de los equipos más famosos de Inglaterra puede ser expulsado de la liga inglesa y sus jugadores vetados en la competición internacional. Sus actuales dueños, meros guardianes de una institución de 139 años, lo van a poner todo en riesgo por su avaricia", añadieron los aficionados 'Spurs'.

El Manchester United, que ya recibió las duras críticas de su exjugador Gary Neville, también tuvo la repulsa de sus aficionados, que apelaron a la historia del club.

"Estas propuestas con totalmente inaceptables y nos dejan en shock a los aficionados del United, así como a los de otros equipos. Una Superliga basada en una competición cerrada y en la que se eligen los equipos entre ellos va con todo lo que el fútbol y el United representa. Que se lleve a cabo esto sin consultar a los aficionados y en mitad de una pandemia global, cuando la gente debería estar más unida que nunca, solo añade agravios a esta injuria", dijo el grupo Manchester United Supporters Trust.

"Cuando Sir Matt Busby nos hizo campeones de la Copa de Europa en 1950, el Manchester United fue fundado en la tragedia y el triunfo que le siguió. Solo el hecho de pensar en salir de esa competición sería una traición".

El Chelsea, que ganó la Copa de Europa en 2012 y que jugará las semifinales de esta edición contra el Real Madrid, tampoco recibió el apoyo de sus aficionados.

"Dijeron que esperásemos lo inesperado, pero hoy todos los aficionados del Chelsea han experimentado la traición de su propio club. Es una decisión de avaricia, para llenarse los bolsillos y se ha hecho sin consideración a los aficionados o la historia del equipo", dijo la asociación Chelsea Supporters Trust.

"Puede que esta propuesta nunca se llevae a cabo, pero aun así el Chelsea ha sido capaz de poner en riesgo nuestra permanencia en la Premier League y la FA Cup. Hemos mantenido en las últimas semanas varias conversaciones con el Chelsea y nunca se mencionó nada de esto. Demandamos respuestas. Es imperdonable. Ya basta", añadieron.

El Arsenal, que lleva desde 2017 sin disputar la Liga de Campeones, es uno de los miembros fundadores de la nueva Superliga y sus aficionados se han erigido contra el club y contra su dueño, el millonario Stan Kroenke.

"Esto representa la muerte de lo que el fútbol debería ser. Como aficionados, queremos ver al Arsenal jugar en competiciones basadas en el mérito deportivo. Esta decisión se ha tomado, para sorpresa de todos, sin consultarnos, continuando con el silencio que Kroenke ha mostrado a los aficionados del Arsenal desde el día uno. Haremos todo lo posible para oponernos a la Superliga", aseguró el grupo Arsenal Supporters Trust.

Manuel Sánchez Gómez

(c) Agencia EFE