"Tenemos mucho por trabajar; no fue un buen año"

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 20 (EL UNIVERSAL).- Como Miguel Herrera se fue expulsado por su escena en el medio tiempo, fue labor de Álvaro Galindo, auxiliar técnico del América, dar la cara posterior a la eliminación en la Liga de Campeones de la Concacaf.

Carlos Vela y el LAFC bailaron a las Águilas (3-1), que sumaron año y medio sin título oficial bajo el proyecto azulcrema bajo la dirección técnica Piojo, que ha provocado la molestia de los seguidores, "sedientos" por la cabeza del timonel mexicano.

"La afición está en su postura y quiere ver a un equipo ganador", comentó Galindo, vía teleconferencia. "Pero son responsabilidades compartidas, debemos trabajar y que el América está para otras cosas, pelear por títulos y esperamos tener ese tiempo de trabajo para regresar al club a los altos planos".

El futuro el cuadro técnico azulcrema se tambaleó mucho más después de esta humillación, que los dejó fuera de la contienda por el campeonato continental.

"No fue un año bueno, estuvo complicado, pero debemos aprender de estas situaciones […] Nos vimos sorprendidos por un par de acciones en las cuales estábamos mal parados y no pudimos reaccionar", añadió el asistente de Herrera.

Sobre la pelea en el medio tiempo, que terminó con la tarjeta roja para Miguel por una riña con un auxiliar técnico del LAFC, Galindo prefirió omitir la pregunta: "Son situaciones de juego… nos ganan bien y tenemos mucho por trabajar".

Además, reconoció que el vestidor tampoco ha tenido un buen 2020, más allá de la pandemia.

"Creo que es complicado por las situaciones que vivimos, con jugadores lejos de sus familias y que vinieron a afectar al plantel, pero no es pretexto. Hoy nos ganó un buen equipo, con una intensidad mayor y debemos emparejar esas situaciones".