"Nadie traído por Billy Álvarez está marcado"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 10 (EL UNIVERSAL).- Jaime Ordiales llegó en diciembre de 2019 a Cruz Azul contratado por Guillermo Álvarez.

En sí, la llegada de Ordiales fue el último acto de "Billy" en La Noria, hoy está desaparecido, buscado por la justicia acusado de malversación de fondos.

En cuanto Álvarez se fue y llegaba la nueva administración encabezada por Víctor Velázquez y José Antonio Marín, directores de los Consejos de Administración y Vigilancia de la Cooperativa La Cruz Azul, se esperaba que todo lo que oliera al pasado se terminaría, saldría de la institución. Pero no.

-¿El nombre "Billy" Álvarez y todo lo que esto rodea, está vetado en la nueva Cruz Azul? Se le preguntó a Ordiales.

"No lo sé. Nadie me ha dicho nada. En mi caso nadie me ha dicho nada. Trabajé con él, hoy con la gente que trabajo es otra, mientras me respeten mi trabajo... A las disputas legales no le presto atención, ni todo lo que eso compete...".

Así que lo que huele a "Billy" Álvarez, no necesariamente ha salido del club.

"Creo que no..., vine con una administración y sigo con otra. Desde Isaac (Velasco) de finanzas y todas las áreas del club, hay gente que ha estado mucho tiempo trabajando aqui. Nos hemos adaptado, seguimos sin problemas".

En Cruz Azul se trabaja con normalidad, en busca de los objetivos, buscando estabilidad financiera y deportiva.

"Estamos como en los demás equipos. Quizás los del norte son más fuertes, los demás nos adaptamos a los giros que se viven en esta industria y todas las industrias. El presupuesto se ha reducido por la pandemia, no por otras causas y eso es normal. El equipo está bien arropado hay gran calidad. Hay que hacer ajustes y pensar en cumplir los objetivos".