Ninguna tortuga: Gabriel Deck brilló en su mejor desempeño en Real Madrid

LA NACION
lanacion.com

En básquetbol, un Real Madrid vs. CSKA es uno de los diez, o tal vez cinco, partidos más grandes de Europa, es decir, del mundo FIBA. Quizás hoy por hoy el más grande, porque uno es el equipo más poderoso fuera de Estados Unidos en cuanto a presupuesto, y el otro, el campeón vigente de la Euroliga. Y en semejante enfrentamiento brilló Gabriel Deck, que por buena distancia fue el mejor del encuentro de la primera etapa del certamen continental.

El santiagueño intentó 10 dobles, logró 7; acertó sus tres tiros libres; sumó 17 tantos; tomó ¡11! rebotes, e hizo 6 asistencias. Sensacional. Así, desde el banco de suplentes pero con 32 minutos de acción, consiguió 33 puntos de valoración (un rubro estadístico que suma los registros positivos y resta los negativos), 9 más que su escolta en ese campo, en un amplio triunfo de Real en Madrid sobre CSKA, de Moscú, por 97 a 81. A los 24 años, Deck, que viene de ser subcampeón mundial en China 2019 con la camiseta argentina, crece en el plantel de la Casa Blanca. Este fue el mejor rendimiento de "Tortuga" en el club español, al que arribó a mediados de 2018.

El que lo siguió en valoración frente a CSKA fue un compatriota y compañero en el seleccionado: Facundo Campazzo. El cordobés, que fue titular, marcó +24, es decir, jugó muy bien en sus 26 minutos: 18 tantos (5 de 8 en dobles, 2 de 3 en triples, 2 de 3 en simples), 4 rebotes, 6 pases-gol, 1 robo... Más allá de sus dos pérdidas, otro gran desempeño del base argentino, muy consolidado en el conjunto de liga más importante fuera de la NBA.

Pero lo bien que les va al santiagueño y el cordobés contrasta con lo que viene sucediendo con Nicolás Laprovittola. El base de Morón, también finalista mundial en China, volvió a no jugar ni un segundo y pierde presencia en Real Madrid. Tiene, por supuesto, crédito abierto: en la última temporada fue premiado como el jugador más valioso de la liga española. Actuaba en Joventut; ahora está en su primera temporada en la Casa Blanca, y con colosales competidores por el puesto, como su amigo Campazzo. Al propio Deck le costó hacerse un lugar en sus meses iniciales en Real Madrid, pero ahora juega cada vez de tú a tú con los monstruos con los que comparte el plantel.

El resto de los argentinos y las posiciones

De los otros cuatro basquebolistas albicelestes que participan en la Euroliga, solamente Luca Vildoza cumplió una buena labor en la décima fecha. En sus 28 minutos de juego, el base de Baskonia contribuyó con 10 puntos (2/2 en dobles, 2/5 en triples), 5 recobres y 4 asistencias, aunque 4 pérdidas, al escueto 70 a 60 del club vasco contra Zenit, de San Petersburgo. Su compañero Patricio Garino intervino apenas 5 minutos en el partido; no estaba inspirado: falló su única tentativa al aro (un triple) y cedió una vez el balón al rival.

Peor le fue a Luis Scola, de Olimpia Milano. No tanto por lo personal, ya que el ala-pivote obtuvo 3 tantos (1/5 en dobles, 0/2 en triples, 1/2 en libres) y 4 rebotes, sino por lo colectivo: el conjunto del norte italiano perdió como local frente a Anadolu Efes, de Estambul, por 81 a 76. El otro compatriota del torneo, Leandro Bolmaro (el único que no integró el plantel mundialista), no ingresó al campo, en el 96-73 de su Barcelona a Maccabi, de Tel Aviv, en Cataluña.

Al cabo de 10 jornadas, los clubes de los argentinos están en general bien ubicados entre los 18 de la Euroliga, que comparten una única tabla de posiciones. Con 8 triunfos, 2 caídas y + 100 en diferencia de tantos, Barcelona es el líder; Real Madrid (+50) figura 3º, con 7 y 3, la misma marca que Olimpia Milano (+18), que por criterios de desempate se sitúa 4º, y Baskonia marcha 9º, con 5 y 5 (+31). Este último es el único de los cuatro que hasta el momento no logra un lugar en los cuartos de final, a los que accederán los ocho primeros de la etapa regular del campeonato.

Qué leer a continuación