Toni Freixa: La tercera vía

Agencia EFE
·3  min de lectura

Barcelona, 6 mar (EFE).- Toni Freixa (Barcelona, 1968) se convirtió al superar la recogida de firmas en la tercera vía, la opción alternativa al duelo Joan Laporta-Víctor Font que ha acaparado la extensa campaña electoral desde que el expresidente confirmó en noviembre su paso adelante para volver al trono azulgrana.

De los tres es quien más se ha mojado a la hora de hablar de los fichajes de primer nivel que el Barça podría hacer el próximo verano a pesar de la grave situación económica que atraviesa el club: dos jugadores de ataque y uno defensivo.

El dinero lo sacaría de los 250 millones de euros que el club ingresaría por parte de un socio estratégico y financiero que se haría con el 49% del Barça Corporate (el paquete de activos que incluye Barça Studios, Barça Licensing & Merchandising, Barça Innovation Hub y Barça Academies), el cual Laporta y Font descartan vender todo junto porque consideran que sería pan para hoy y hambre para mañana.

Por otro lado, Freixa explicó durante la última semana de la campaña electoral que ha llegado a un acuerdo con un patrocinador procedente de Silicon Valley para la camiseta que aportaría 60 millones anuales durante cinco años a partir del curso 2022-2023.

El abogado formó parte de la junta directiva del FC Barcelona durante los mandatos de Joan Laporta (dimitió en 2005), Sandro Rosell (como portavoz y posteriormente como secretario) y con Josep Maria Bartomeu (como vocal hasta las elecciones del 2015).

Se presentó por primera vez a la presidencia del club azulgrana en 2015 y fue uno de los cuatro precandidatos que pasó el corte de firmas con 3.068 avales de los socios. Finalmente terminaría en cuarta posición con 1.750 votos, por detrás de Bartomeu, Laporta y Benedito.

Amigos de la juventud y quienes serían directivos si Freixa vence las elecciones como Marcos Jover o Joan 'Tito' Bertrán, presidente de la Penya Barcelonista Anguera, los dos también licenciados en Derecho, jugaron contra él en los derbis de fútbol juveniles del barrio de Sarrià y lo describen como el típico "jugador cabrón" que no paraba de protestar al árbitro y de hablar.

Freixa jugaba de extremo derecho en los Escolapios, donde tuvo como entrenador a Laureano Ruiz. Y sus amigos, en aquella época contrincantes en el terreno de juego, aseguran que lo expulsaban a menudo.

Además, lo consideran como alguien con mucho carácter, impulsivo y ganador, y muy exigente consigo mismo y con sus compañeros. Según ellos, ahora vive los partidos del Barça como espectador de la misma manera que vivía los suyos como jugador.

En la directiva de Freixa, si vence las elecciones del domingo también habría otros nombres como Santiago Salvat, conocido del entorno azulgrana a causa de haber sido precandidato en las elecciones del 2010 y de haber formado parte del grupo de trabajo de la candidatura de Joan Laporta en las del 2015.

La vicepresidencia económica sería para Anna María Vila-Ferran, empresaria en los sectores de la salud, el turismo y la biotecnología. Y en la parte deportiva, Freixa se ha acompañado del exjugador del Barça Lluís Carreras, quien sería su director de fútbol.

Una de las espinas clavadas del candidato, que durante la campaña ha puesto mucho hincapié en la parte social del club, es no haber podido estar presente en el estadio en una de las cinco finales de 'Champions' ganadas por el Barça.

Fue la primera, la de Wembley 1992, y la culpable fue una mili en Ferrol. Desde el cuartel la vio por televisión en un ambiente que precisamente no era barcelonista.

Freixa, hijo único, presentó su precandidatura y su programa electoral en el Auditori 1899 del Camp Nou (pagando el alquiler en las dos ocasiones) y es quien ha tenido la sede electoral más cerca del templo azulgrana: en el barrio de Collblanc de l'Hospitalet de Llobregat. EFE

1011955

sej/gmh/ea

(c) Agencia EFE