Tomás Roncero peca de prepotencia en 'El chiringuito' tras un nuevo título del Barça

Borja González
·2  min de lectura
Tomás Roncero en 'El chiringuito de jugones' opinando sobre la celebración del Barcelona. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)
Tomás Roncero en 'El chiringuito de jugones' opinando sobre la celebración del Barcelona. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)

El Barcelona se proclama campeón de Copa del Rey después de un partido casi perfecto contra el Athletic, pero para Tomás Roncero no es un hecho tan importante y, al respecto, pone al Real Madrid de por medio en 'El chiringuito de jugones' el día que menos tocaba.

Los último tiempos en Can Barça han sido muy convulsos y hacía falta un título para recuperar la confianza y la ilusión. La plantilla de Ronald Koeman ha estado a la altura en la final, ganándola con solvencia, y muy metida en el choque durante todos los minutos que duró el mismo.

Todo en 'El chiringuito', como era de esperar, giraba en torno al Barcelona. Sin embargo, para Roncero era el momento perfecto para reivindicar al Real Madrid en una noche en la que ni estuvo presente. Hasta Josep Pedrerol le ha tenido que decir que su "prepotencia es peligrosa".

¿Qué ha dicho Roncero tras el título azulgrana? "La Champions la va a ganar el Real Madrid".

Pero ahí no se ha quedado, ha pasado al ataque cuando le han tocado el orgullo mentando a la "prepotencia" infravalorando el título en función del festejo. La celebración del Barça ha parecido casi como cuando se gana una Champions.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Todo este asunto deja en evidencia que hemos generado un problema gravísimo: ningún título vale nada siempre y cuando no se consiga ganar la Liga de Campeones. Todo el esfuerzo de un año tirado por la borda. 

Hay que ponerse más en perspectiva y celebrar como lo ha hecho el Barça. Con la versión de Roncero, en este caso, lo único a lo que colaboramos es a que, cada vez más, el fútbol sea de unos pocos y ya nada importe, tan sólo coronarse en Europa.

Todo debe ser festejado con orgullo y con pasión, porque es la consecución de muchos días de trabajo. Y la Champions también, por supuesto.

Más historias que te pueden interesar: