Tomás Boy: Algún día Gignac tenía que fallar

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 13 (EL UNIVERSAL).- Tomás Boy salió más que contento por la victoria de su equipo, el Mazatlán, sobre sus "amados" Tigres, en el mismísimo Universitario.

"El resultado es muy bueno, lo necesitábamos a estas alturas del torneo. Hemos mejorado, claro que uno debe de reconocer que la expulsión facilitó el trabajo, pero nunca contra un adversario tan fuerte como Tigres, que con uno menos opusieron férrea resistencia. En el desarrollo general del juego hubiéramos anotado un par de goles más, tuvimos las oportunidades, pero me quedo tranquilo… Me gusta decir que no hay altura el desempeño en lo físico, es bastante bueno".

El resultado les urgía, "nos sirve para escalar en el descenso, que es el torneo que estamos jugando".

No quiso meterse mucho con el arbitraje, pero sí opinó: "El arbitraje ha estado igual que siempre con todos los equipos. Hay un penalti que no revisaron, una falta sobre Sanvezzo. Los que deben de hacerse cargo de mejorar al arbitraje no somos nosotros".

Lo que agradeció fue que: "Algún día Gignac tenía que fallar, gracias a Dios que fue ahora… Nos hubiera puesto las cosas mucho más complicadas, pero no se dio".