Tokio 2020: la ministra olímpica admitió que los Juegos podrían postergarse

LA NACION
lanacion.com

TOKIO (Reuters).- Seiko Hashimoto, ministra olímpica de Japón, aseguró este martes que Tokio 2020 puede cambiar de fecha a raíz de la epidemia de coronavirus que surgió en Asia y se expande día a día en el mundo. Originalmente, la cita está programada del 24 de julio al 9 de agosto.

El contrato de Tokio con el Comité Olímpico Internacional (COI) le permite posponer los Juegos hasta fin de año, señaló la ministra acerca del evento, en medio de la preocupación de que el brote de coronavirus pueda obligar a una cancelación.

"El contrato exige que los Juegos se celebren en 2020. Eso podría interpretarse como que permite un aplazamiento", apuntó Hashimoto en respuesta a la pregunta de un parlamentario.

Hashimoto remarcó que el Gobierno de Japón y Tokio siguen comprometidos a organizar el evento deportivo, que comenzará el 24 de julio. "Estamos haciendo todo lo posible para garantizar que los Juegos se desarrollen según lo planeado", sostuvo. Cualquier cambio en la organización de los Juegos sería costosa.

El último presupuesto es de 1,35 billones de yenes (12.510 millones de dólares), de los que el Gobierno de Japón proporcionó 120.000 millones de yenes para construir el Estadio Olímpico y 30.000 millones de yenes para los Juegos Paralímpicos, dijo Hashimoto.

El nuevo coronavirus parece estar propagándose ahora mucho más rápidamente fuera de China que dentro de ésta, y en los aeropuertos de los países más afectados se están intensificando los controles a los viajeros.

La convicción de Bach: "compromiso total con Tokio"

Poco después de las palabras de la ministra, el presidente y la comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) redoblaron su apoyo a la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio este verano boreal y se negaron a hablar de un posible aplazamiento o reubicación por el brote de coronavirus.

"Estamos preparando unos exitosos Juegos Olímpicos de Tokio 2020", dijo el presidente del COI, Thomas Bach, al comienzo de una reunión de la comisión ejecutiva para discutir la situación.

El abogado alemán y excampeón olímpico de esgrima de 66 años tiene un control firme sobre la toma de decisiones del COI y es conocido por aferrarse a sus convicciones en la adversidad.

Tanto los organizadores de Tokio como el COI han insistido en repetidas ocasiones en que el evento deportivo -previsto entre el 24 de julio y el 9 de agosto- seguirá adelante según lo planeado pese al brote, y que no hay "plan B".

"La comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional expresó hoy su compromiso total con el éxito de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020", dijo el organismo más tarde en un comunicado.

No obstante, están siendo cancelados múltiples eventos deportivos en todo el mundo en el transcurso de la epidemia, que ha acabado con la vida de más de 3.000 personas en China y se ha propagado ya por casi 80 naciones, incluida Japón, donde hay cerca de 1.000 infectados y 12 fallecidos.

Qué leer a continuación