Tokio 2020. Controversia en Estados Unidos: la federación de natación quiere la postergación para 2021

LA NACION
lanacion.com

LOS ÁNGELES.- La federación de natación de Estados Unidos (USA Swimming) se desmarcó de la posición del comité olímpico de su país y le pidió que respalde un aplazamiento de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 ante la crisis global generada por la pandemia de COVID-19.

La petición fue hecha pública horas después de que los responsables del Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC) siguieran la línea del COI y afirmaran que se necesitaba más tiempo e información para determinar el futuro de los Juegos, subrayando que una postergación dictaminada ahora sería prematura.

"Solicitamos respetuosamente que el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos abogue por el aplazamiento de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 por un año", dijo el director ejecutivo de USA Swimming, Tim Hinchey, en una carta dirigida a la presidente del USOPC, Sarah Hirshland. "Instamos al USOPC, como líder dentro del Movimiento Olímpico, a usar su voz y hablar en nombre de los atletas", exhortó Hinchey en la carta, subida a la cuenta de Twitter de la federación.

USA Swimming es la mayor federación deportiva de Estados Unidos que ha llamado a aplazar Tokio 2020, cuyos organizadores y el Comité Olímpico Internacional (COI) están en jaque tras la casi absoluta paralización del deporte mundial por la pandemia.

La declaración se produjo en un contexto de creciente inquietud entre los deportistas por el impacto que la crisis del coronavirus está teniendo en sus programas de preparación y en los torneos de clasificación para los Juegos, que siguen previstos para entre el 24 de julio y el 9 de agosto.

"La vida puesta del revés"

En su carta, Hinchey remarcó que la vida de los nadadores estadounidenses se ha "puesto del revés", pues deben buscar instalaciones alternativas de entrenamiento y reconfigurar horarios. "Todos han experimentado perturbaciones inimaginables, apenas unos meses antes de los Juegos Olímpicos, lo que pone en duda la autenticidad de un campo de juego parejo para todos", escribió Hinchey.

La posición de USA Swimming recibió el apoyo de Bow Bowman, ex entrenador de la estrella olímpica Michael Phelps y que apuntó que los atletas han sido puestos en peligro por tener que buscar lugares para entrenarse. "Esto va contra lo que se supone debemos estar haciendo para no contagiarnos del coronavirus", comentó Bowman al diario USA Today.

La ex corredora de fondo olímpica Kara Goucher sostuvo que los responsables olímpicos están poniendo los intereses financieros por encima de la seguridad de los deportistas. "¡Los atletas son humanos, se enferman!", escribió Goucher en Twitter. "Posponer para que puedan refugiarse en casa sin preocuparse por perder la forma física frente a los competidores", agregó.

El Comité Olímpico de EE. UU. pide tiempo

A su vez, la presidente del comité olímpico estadounidense, Susanne Lyons, declaró que se necesita más tiempo para determinar el futuro de los Juegos. "Coincidiríamos con el COI en decir que necesitamos más asesoramiento e información de expertos que los que tenemos hoy para tomar una decisión", sostuvo Lyons en una conferencia telefónica con periodistas. "Y no tenemos que tomar una decisión. Nuestras competencias no son la próxima semana, ni dentro de dos semanas. Son dentro de cuatro meses", justificó. Y añadió: "Muchas cosas pueden cambiar en ese tiempo. Así que estamos dándole al COI la oportunidad de reunir esa información y ese asesoramiento de expertos".

La jefa ejecutiva del comité, Sarah Hirshland, subrayó que el conjunto de los atletas no está unánimemente en favor de la suspensión de los Juegos, ya que, por ejemplo, hay quienes sienten que "esta puede ser su única o su última oportunidad" de competir en la justa.

Tras la publicación de la carta de USA Swimming, el Comité Olímpico emitió un comunicado en el que dijo compartir una "total empatía por la comunidad de atletas" ante el "terrible estrés y la ansiedad causados por la falta de certidumbre respecto a los Juegos". Además, asegura que su prioridad es "la salud y el bienestar de los atletas" y reafirma su posición de dar más tiempo al COI y a los organizadores antes de que se tome una decisión final sobre el acontecimiento olímpico.

En declaraciones a The New York Times, el presidente del COI, Thomas Bach, consideró que toda decisión de posponer los Juegos sería prematura en este momento, pero admitió que la entidad está considerando "diferentes escenarios".

Fuente: AFP

Qué leer a continuación