Tinelli rompió el silencio: qué San Lorenzo quiere, el futuro de los hermanos Romero y el nuevo DT

LA NACION
·4  min de lectura
Mariano Soso duró poco como entrenador de San Lorenzo, acorralado por los malos resultados; el presidente Marcelo Tinelli destacó su caballerosidad
Fuente: Archivo

Días agitados desanda San Lorenzo, entre derrotas, sin una guía de juego y un vestuario que se enseñó quebrado. La Copa Diego Maradona asomaba como una posibilidad de relanzamiento para el Ciclón, aunque el despegue jamás existió y el fracaso arrastró al entrenador Mariano Soso a dejar el cargo. El presidente Marcelo Tinelli rompió el silencio y analizó la actualidad del equipo, señaló que necesitan replantearse varios capítulos de la historia reciente, que incluye la elección del futuro director técnico y también cuál será el destino de algunos futbolistas, como los hermanos Ángel y Oscar Romero.

La última decepción de San Lorenzo en la Copa Diego Maradona

"No es momento fácil desde lo futbolístico: San Lorenzo viene atravesando un montón de situaciones. La pelota no entra y se ven cosas desde otro lugar. Hay que replantearse cosas, esas que pensábamos que estaban bien hechas y los resultados, los procesos, marcaron errores que pueden ir cambiando ese pensamiento. San Lorenzo no jugó bien la segunda fase de la Copa Maradona, la jugamos decididamente mal. Con Gimnasia estaba en la cancha.", relató quien dirige el club y a la vez es el titular de la Liga Profesional. En la charla, el empresario y conductor televisivo resaltó el comportamiento de Soso, que se desvinculó tras la reunión del lunes a la mañana: "Fue un caballero en todo momento, entendió que tenía el ciclo terminado y fue el primero en sentarse a hablar. No es común en el fútbol encontrarse con señores. Nosotros también tenemos que replantearnos un montón de cosas, no solo del entrenador, sino de lo futbolístico, los jugadores. Veremos si mañana o pasado encontramos a un entrenador, más allá de los nombres que diga la prensa. El 21 de enero, cuando San Lorenzo arranque las prácticas, tenemos que tener un entrenador".

Murió el padre de Juan Martín del Potro

Los apellidos del futuro director técnico circulan en varias direcciones. Néstor Gorosito es una de las figuras que seducen, porque conoce el club, el pensamiento de quienes comandan y el gusto de los hinchas. "No hable con él. Tuve reuniones con dirigentes, con la secretaria técnica, con jugadores que son referentes. Pero no con un entrenador. Pero sí lo que te puedo decir es que con Pipo Gorosito tengo una devoción particular, porque soy hincha de San Lorenzo de toda la vida. Lamentablemente, los tiempos con Pipo nunca han coincidido: quizás coincidirán mañana o más adelante. Es una persona muy cercana al club, hasta estuvimos en peñas, y yo particularmente tengo una relación personal. Es un excelente entrenador, también hay otros que suenan", avisó Tinelli en diálogo con TNT Sports. En la conversación, estableció que no intentarán quitarle un DT a otro club argentino: "Crespo es un gran técnico y lo buscamos en su momento y agarró Defensa y Justicia. Es hincha de San Lorenzo y eso me gusta, pero no vamos a ir a sacarle el DT a nadie. Más yo, como presidente de la Liga Profesional. Eso que quede claro. El técnico que venga es porque no tiene club: será uno que esté libre".

Hay que buscar a alguien que esté probado, que pueda ser cercano o no al club, pero que esté probado en el futbol argentinoMarcelo Tinelli

Tinelli estableció qué preferencia desea del nuevo entrenador y también qué quiere del plantel. "Buscar a alguien que esté probado, que pueda ser cercano o no al club, pero que esté probado en el futbol argentino. Me ofrecieron 50 técnicos de todo el mundo... La charla que tenga con un entrenador a partir de mañana será para marcarle lo que quiere el club y el proyecto del entrenador será con refuerzos quizás locales si hay que buscar jugadores. Que sean accesibles para el presupuesto. Creo que hay opciones", comentó, quien no dejó de involucrarse con los cruces entre Ángel Romero y Fernando Monetti en el vestuario, tras la caída con Banfield: "No me gusta hacer nombre particular de ningún jugador. Es importante el club en general, eso correrá más para el futuro técnico. Los hermanos Romero son dos grandes jugadores y hay situaciones que exceden lo que realmente pasó. Después de los que me comentaron pedí un informe sobre lo que fue el vestuario, las recriminaciones entre jugadores se evaluarán con la comisión directiva. Lo de anoche fue muy malo y con Gimnasia fue horrible: no quiero este equipo, no me representa ni a mí ni al hincha. Quiero un plantel con ganas, que todos sumen para el objetivo y se abracen y griten un gol todos juntos. Eso es lo que quiero ver, ese espíritu camboyano que alguna vez tuvo San Lorenzo: jugadores que se maten dentro de la cancha y dirigentes que también tengan ganas. Respetarse, porque por encima de todos nosotros está San Lorenzo. Estar hablando del otro mal por atrás, no sirve. Ojalá que encontremos el rumbo, porque llevamos cinco técnicos. Hay que tener la serenidad para encontrar a ese alguien justo para el momento exacto".