Tinder, sexo y productividad en la NBA

Zalen Gades
Dennis Rodman, uno de los más fiesteros de la historia de la NBA. Foto: KABC

Los deseos sexuales de los jugadores de la NBA durante sus numerosos viajes provocaron interminables dolores de cabeza a los entrenadores, a los directivos, a los propietarios y a la propia liga. Las salidas nocturnas solían ser la opción utilizada para saciar sus anhelos carnales y la falta de sueño y productividad se convirtió en un problema de difícil solución.

Entonces apareció ‘Tinder’ y la aplicación cambió la manera en la que se buscaban esas relaciones sexuales. Ya no hacía falta sacrificar descanso y desde la habitación del hotel y con un simple movimiento del dedo pulgar se cumplía el objetivo.

Un gerente general y un exjugador de la NBA alzaron la voz en un artículo publicado en ESPN.com bajo condición de anonimato para justificar el hecho por el que los jugadores están teniendo una mejor productividad en los partidos lejos de sus ciudades gracias a la utilización de aplicaciones y redes sociales con el fin de encontrar parejas sexuales. Incluso el gerente general habló de ‘Tinderización’ de la NBA.

“Es real que se ganan al menos dos horas de sueño teniendo relaciones en la carretera con respecto a hace 15 años. Ya no van a los clubes ni van a comer algo después de el club y antes de ir al hotel”.

Que le pregunten a Dennis Rodman cómo eran aquellos tiempos de drogas, sexo y alcohol sin límite horario. Y como él infinidad de estrellas con un ritmo de vida muy diferente al actual.

Otro de los aspectos que están contribuyendo a una mayor productividad en los desplazamientos a domicilio son los vuelos charter en lugar de los viajes comerciales. Una mayor disciplina en las prácticas también han obligado a que las fiestas de los jugadores disminuyeran considerablemente con respecto a hace más de una década. Y es que precisamente las nuevas tecnologías, además de facilitar las citas a los profesionales, también les llevaron a ser más cautelosos en cuanto a los lugares que visitan a altas horas de la madrugada. Quieren evitar convertirse en objetivos virales en esas redes sociales que tanto les están facilitando las cosas en otros aspectos.

Gracias a todas estas razones, muchas esferas de la NBA ven con buenos ojos la aparición de Tinder e Instagram, dos maneras diferentes de ligar que contribuyeron a que la productividad de los jugadores haya quedado intacta.

También te puede interesar:   

Escala un odio imparable entre Warriors y Thunder

El misterio de las papas personalizadas en la NBA

Jennings, ‘Straight Outta Compton’