Tigres llega a la CDMX sin generar mayor alboroto

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 26 (EL UNIVERSAL).- Un par de coleccionistas de autógrafos y apenas tres aficionados con playeras de los Tigres le dieron la bienvenida a los felinos a la Ciudad de México. La llave de los cuartos de final entre América y los Tigres es la más atractiva de la Liguilla; sin embargo, en la capital los regiomontanos no provocan gran impacto, tanto que su arribo pasó inadvertido por su "incomparable" fanaticada.

Fue el tumulto de cámaras de televisión lo que hizo que la llegada de los universitarios luciera un poco más pletórica, aunque era evidente la ausencia de porras y el colorido de los seguidores de Tigres. Apenas salieron de la puerta de llegadas nacionales, de la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de México (AICM), la seguridad implementó una línea de seguridad, para que los jugadores abordaran al autobús sin complicaciones. Aunque no hubiera sido necesaria, ya que los únicos personajes buscados fueron André-Pierre Gignac y el estratega Ricardo Ferretti...

Todo con total calma, sin empujones ni gritos por el conjunto regiomontano. Uno que otro pasajero se acercó al autobús, con el rotulado de los Tigres, para tomarse una fotografía. Posteriormente el transporte de los felinos, escoltado por un par de policías de la SSC-CDMX, partió hacia el sur de la capital, al hotel donde concentrarán hasta el jueves. Mañana entrenarán en el Centro de Alto Rendimiento (CAR), para alistar la ida contra el América.

Qué leer a continuación