Tiger Woods dejó el hospital a casi un mes de su accidente de auto

·2  min de lectura
Tiger Woods
Tiger Woods

Pasaron tres semanas de su internación en una clínica, y finalmente Tiger Woods dio un gran paso: recibió el alta médica y volvió a su casa. Estoy feliz de anunciar que estoy de vuelta en casa para seguir con mi recuperación”, dijo Woods en un comunicado, antes de emprender el rumbo a Hobe Sound, Florida. “Estoy muy agradecido del apoyo y los mensajes de fuerza que he recibido en las últimas semanas”, añadió.

El ex número uno del mundo resultó seriamente lesionado en sus piernas tras sufrir un grave accidente de tránsito, el pasado 23 de febrero en Los Angeles, California.

Woods fue dado de alta del Harbor-UCLA Medical Center and Cedars-Sinai Medical Center, hospital al que llegó tres días después del accidente, y confirmó su progreso a través de su cuenta oficial de Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Gracias a los increíbles cirujanos, médicos, enfermeras y personal de Harbor-UCLA Medical Center y Cedars-Sinai Medical Center. Todos ustedes me han cuidado muy bien y no puedo agradecerles lo suficiente. Me recuperaré en casa y trabajaré para fortalecerme cada día”, agregó Tiger.

En su accidente ocurrido en Los Angeles, Woods sufrió fracturas abiertas, con huesos que se rompieron en más de dos piezas. Además tuvo roturas en las porciones superior e inferior de la tibia y el peroné de la pierna derecha. Por el momento se desconocen los tiempos de recuperación, pero se da por hecho que el golfista no volverá a competir este año.

DPA
DPA

El golfista siempre se mantuvo consciente y nunca perdió el sentido. Quedó con la pierna derecha atrapada dentro del coche, del que tuvo que ser sacado por el parabrisas con la ayuda de una herramienta especializada y un hacha. El mismo día del accidente, Woods se sometió a una larga cirugía en el Centro Médico Harbor-UCLA, debido a las múltiples fracturas que sufrió en los huesos de la tibia y el peroné de su pierna derecha

.Las fracturas requirieron que le fuera implantada una varilla de metal en la tibia, mientras que las lesiones adicionales en los huesos del pie y el tobillo requirieron de tornillos y alfileres.Woods, 15 veces campeón de torneos “major”, no había jugado un torneo oficial desde que empató en el puesto 38 en el Masters de Augusta, en noviembre pasado.