Tiempo sin luchar desanima a Flyer

·1  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (EL UNIVERSAL).- A unas semanas de cumplir un año como campeón nacional de parejas, la sensación de Flyer es de tristeza.

Aunque se trata de su máximo logro profesional, haberlo conquistado una semana antes de que la pandemia detuviera las actividades, no les ha permitido gozar el reinado. "Es bueno llegar a un año como campeón, pero no me siento tan contento, estoy triste por cómo se dio la situación, y peor, sabiendo que aún falta tiempo, está cabrón", lamenta. "Hace mucha falta eso, te bajonea, no se siente lo mismo". Pese a la frustración que siente, valora que exista la esperanza de volver a luchar, de estar sano. "Todo esto nos va a servir para amar y respetar más a la lucha libre, valorar lo que tenemos como profesionales".

Es mucho tiempo de entrenar a medias, sin rigor, sin luchas, sin emoción. "Estamos acostumbrados a entrenar en el ring y al gimnasio. Nos tenemos que preparar más, la lucha la traes en la sangre pero se necesita entrenar".

De vuelta al tema del campeonato, le gustaría exponerlo con Místico y Carístico (monarcas del CMLL), que sea campeonatos contra campeonatos, para definir cuál es la mejor pareja de la empresa.