Courtois ya es el mejor portero del Real Madrid desde Paco Buyo

REUTERS/Waleed Ali
REUTERS/Waleed Ali

No lo digo yo, lo dicen las estadísticas. El Real Madrid no tenía unos números tan buenos en defensa en una primera vuelta de La Liga desde que en la temporada 1987-88 Paco Buyo encajara 12 goles en los primeros 19 partidos de Liga. Así de claro. Ni Bodo Illgner, ni Santiago Cañizares, ni Iker Casillas, ni Diego López, ni Keylor Navas consiguieron cerrar una primera vuelta del torneo doméstico con menos goles en contra de los que ha recibido Thibaut Courtois en esta temporada.

En realidad, al belga le han anotado nueve de esos 12, pues Alphonse Areola ha recibido los otros tres tantos. Eso coloca al exportero del Chelsea y Atlético de Madrid entre los mejores de todos los tiempos en el club blanco, algo que parecía totalmente increíble hace apenas unos meses.

Courtois arrancó la temporada compitiendo por un puesto con Keylor Navas, el considerado portero de Zinedine Zidane y titular en las últimas tres Champions Leagues del club. Su primera temporada en el club merengue no fue para tirar cohetes, y en la pretemporada del que sería su segundo año se mostró más errático que nunca. En Nueva Jersey, el Atlético de Madrid le encajó siete tantos, y el arranque de la Liga fue también muy titubeante.

En el primer mes de competición, a Courtois le anotaron seis goles, tres de ellos que acabaron costándole puntos a su equipo (los empates ante el Valladolid y el Villarreal). Pero sin duda sus peores noches se vivieron en Mallorca (única derrota en Liga hasta el momento) y Paris. Ante el PSG, con Keylor Navas ya en el conjunto parisino, Courtois recibió tres goles, mientras el tico volvió a demostrar sus reflejos felinos y salvó a su equipo en la multitud de claras ocasiones que tuvieron los blancos.

GIUSEPPE CACACE/AFP via Getty Images
GIUSEPPE CACACE/AFP via Getty Images

Algo hizo click en todo el equipo en noviembre, pues de repente el nivel de juego del equipo, los resultados y por supuesto las actuaciones de su portero subieron drásticamente de nivel.

Desde aquella noche en Mallorca a mediados de octubre hasta ahora, casi tres meses después, a Courtois le han marcado sólo cinco goles, incluyendo los dos que sorpresivamente anotó el PSG en el Bernabéu para empatar el partido de Champions que parecía controladísimo —y ganado— por los blancos, el regalo a Willian José de Sergio Ramos en el encuentro ante la Real Sociedad y el penalti que anotó Dani Parejo en el tiempo de descuento de las semis de la Supercopa por una mano de lo más involuntaria de Sergio Ramos.

Las actuaciones en estos tres meses del cancerbero belga han rayado la perfección, sacando manos espectaculares en momentos clave de muchos encuentros, ayudando incluso a amarrar el empate en Mestalla en el minuto 95 al ganar un córner de cabeza que acabó rematando a gol Karim Benzema, pero sobre todo, destacando como nunca en la final de la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid.

Luis Enrique y José Francisco Molina le dieron el premio MVP a Fede Valverde, que hizo un partido espectacular y además frenó el posible gol de la victoria colchonera con una falta que le valió la roja, pero con la cual aseguró prácticamente que su equipo llegara a los penaltis. Pero perfectamente pudo llevarse el premio Courtois.

El belga paró todo lo que pudo y más. Desbarató una ocasión espléndida de Álvaro Morata en la prórroga, además de un remate de Ángel Correa y otro disparo que rebotó en Ferland Mendy y casi acaba en autogol. Ya en la tanda de penaltis, Thibaut detuvo con sobriedad el segundo lanzamiento de la tanda, a Thomas Partey, acercando casi de manera definitiva el título tras el fallo inicial de Saúl.

Poco a poco, Courtois se ha ido asentando en el equipo, llegando a conseguir un nivel parecido al que tuvo en sus años en el Atlético de Madrid y Chelsea, o el que demostró en el Mundial de Rusia y que le valió el título de mejor portero del torneo.

La afición ya se ha rendido al belga, dejando en el olvido a Keylor Navas, y reconociendo a Thibaut todos los méritos que ha puesto en liza en estos últimos meses.

Su cierre de 2019 fue espectacular y su inicio de 2020 no podría haber sido mejor de lo que lo fue en la final de la Supercopa ante el Atlético de Madrid. Y es que, como nos recuerdan las estadísticas, el Real Madrid no tenía un portero tan solvente desde que Paco Buyo inició (como ahora Courtois) su segunda temporada como madridista.

El gallego también tenía una presión espectacular, pues en el banquillo estaban Agustín y un incipiente Ochotorena, pero Buyo se asentó en la portería y acabó levantando el título de Liga y el trofeo Zamora, tras recibir sólo 23 tantos en 35 encuentos. Courtois lleva una trayectoria perfecta para batir ese récord de lejos y consolidarse como lo que siempre quiso el club que fuera desde su fichaje, el portero de la próxima década del Real Madrid.

Más historias que te puede interesar:

Zidane se consagra como gran estratega... y pronto llega Pep

La insultante personalidad de Rodrygo a sus 19 años

Benzema está tan bien que sólo le hace sombra Messi


Qué leer a continuación