Tevez, Centurión y Wanchope: ¿cómo piensa Guillermo el Boca 2018?

La gravísima lesión sufrida por Darío Benedetto aceleró la necesidad de Guillermo Barros Schelotto de comenzar a delinear el plantel que pretende armar -y mantener- de cara a lo que será, al menos, el inicio del 2018. El Xeneize tendrá tres cupos y el Mellizo y Daniel Angelici deberán afinar la puntería de cara a un año que tendrá triple competencia y un Mundial por delante, debiendo reemplazar a una de sus máximas figuras prácticamente durante todo el primer semestre.

CARLOS TEVEZ

Carlos Tevez Boca Juniors

Desde que se fue, el Apache suena para volver. El gran deseo de la dirigencia es repatriarlo para que se retire con la azul y oro puesta. Desde la institución aseguran que están dispuestos a poner la plata para que pegue la vuelta, pero su regreso dependerá solo del jugador. Si bien es seguro que no continuará en China, su futuro está cada vez más ligado a Boca. El Tano debía viajar al país asiático en octubre, pero finalmente lo hará en noviembre. ¿Necesitará convencerlo o su regreso ya estará sellado?

RICARDO CENTURIÓN

Estudiantes Boca Ricardo Centurion Guillermo Barros Schelotto 060517

"Hoy estamos muy tranquilos y priorizamos esa tranquilidad. No comprar el pase fue una decisión en conjunto con el cuerpo técnico. Y una vez que la tomamos, no hay marcha atrás. Prefiero ser tapa de diario por lo deportivo y no por lo externo. Hoy jugar en un grande no te permite tener una vida de exposición", dijo el presidente del Xeneize sobre el caso de Centu. Ricky juega poco en Genoa y el cuerpo técnico comunicó que le gustaría volver a tenerlo en el plantel, pero la máxima autoridad le bajó el pulgar aunque algunos dirigentes no ven con malos ojos su vuelta. 

DARÍO BENEDETTO Y WANCHOPE ÁBILA

Wanchope Abila Tevez

"Si llega una oferta, la vamos a evaluar", decía el Pipa antes de su inesperada lesión frente a Racing, abriéndole la puerta a una posible salida en enero. El deseo de Guillermo es, por supuesto, que su goleador continúe en el plantel. Lo exigió hace unos meses, por lo que el club decidió renovarle el contrato y ponerle una cláusula altísima, pero la convocatoria a la Selección argentina y la continuidad de su rendimiento lo mantenían en los ojos de varios clubes europeos. Mientras el '9' evaluaba su futuro, Wanchope esperaba por su chance: a partir de enero tendría que hacer la pretemporada junto al resto del plantel y empezaría a pelear por un lugar. Sin embargo, con el Pipa entre 6 y 8 meses inactivo por su rotura de ligamentos, el arribo de Wanchope se torna clave para el Xeneize.

Ante la certeza de la llegada de Ábila -quien ya pertenece a la institución-, tendrá que evaluar en dónde y, fundamentalmente, qué necesita reforzar. El arco -vueve a sonar Sergio Romero- y los laterales -¿Walter Montoya?- parecen ser una prioridad más allá de una delantera que pareciera estar cubierta pero a la que el DT la imagina repleta de figuras.