“Ha sido un milagro”: un jugador de rugby vuelve a caminar tras una lesión de la médula espinal

Yahoo Deportes

El sábado, el jugador de rugby lesionado Michael Fatialofa dio buenas noticias al mundo en medio de la tristeza causada por el coronavirus al mostrar en un vídeo que el segunda línea del Worcester ya puede caminar sin ayuda, once semanas después de sufrir una grave lesión en el cuello.

Fatialofa, quien nació en Nueva Zelanda, apareció caminando en un vídeo que publicaron su esposa Tatiana y su hermana en Instagram, quienes elogiaron su increíble recuperación durante los tiempos difíciles que está viviendo el mundo.

Estás siendo testigo de un milagro que incluso los profesionales de la medicina no pueden explicar”, escribió. “Están asombrados por su progreso dado el nivel crítico de su lesión”.

Fatialofa, de 27 años, sufrió la lesión mientras jugaba contra los Saracens, el 4 de enero, menos de un minuto después de salir al campo en la segunda mitad. Desde entonces ha estado en el hospital.

Hace unas semanas les pedí que rezaran por mi hermano @michaelfats y su esposa @tatianafats. Verlo caminar hoy me hace llorar. Te amo hermano, sigue luchando #godsplan

Mi increíble esposo le ha mostrado al mundo cómo enfrentar una adversidad sin precedentes antes de saber siquiera que necesitábamos esa lección. No puedo creer que tenga el honor de ser su esposa, se ha mantenido rebosante de alegría, con la fe de un niño y con mucho coraje y paciencia en medio de una abrumadora incertidumbre. No se ha quejado ni una vez ni ha tirado la toalla y además, ha sido una especie de ancla de calma para mí a pesar de los constantes cambios. Ahora mismo, vivimos el aislamiento nacional y las estrictas restricciones de las visitas al hospital que se reducen a la familia y cónyuge, con la posibilidad de que las suspendan completamente. Esto es muy difícil dada nuestra experiencia separados ya que somos unos extraños en este lugar al azar y pasamos casi más noches separados que juntos desde que nos casamos. El proceso es doloroso, pero el sufrimiento es una elección, y en su lugar elegimos la paz. Mientras nuestra nación está en crisis, con el virus afectando la ciudad en la que nos encontramos actualmente, no podemos poner en riesgo a pacientes ya vulnerables como Mike, por lo que nos quedamos en casa y rezamos. Nos entristece no ver a sus padres el próximo mes como estaba planeado ni tener la opción de viajar a casa en Nueva Zelanda. En cambio, nos aferramos más que nunca a Dios, quien nos ha ayudado a salir victoriosos desde el inicio. Jesús REINA y la alegría del Señor es nuestra fuerza - Nehemías 8:10! Siempre enfocados en lo que más importa  #STILLHEALING

“Hace solo 10 semanas estaba literalmente paralizado del cuello hacia abajo y en la actualidad las lesiones de la médula espinal no tienen una cura clínica, pero mi increíble esposo es una prueba de que Dios nunca se limita a la sabiduría humana. Estoy muy agradecida”, agregó su esposa.

Fatialofa se sometió a una cirugía por un traumatismo espinal, una lesión que causa compresión en la médula espinal y puede provocar parálisis.

Su esposa dijo que ahora sus visitas al hospital serán más difíciles debido a la pandemia de coronavirus.

<em>Michael Fatialofa sufrió una lesión horrible en el cuello, pero de alguna manera sorprendió a los médicos al dar sus primeros pasos once semanas después. (Imágenes: Getty Images/Instagram)</em>
Michael Fatialofa sufrió una lesión horrible en el cuello, pero de alguna manera sorprendió a los médicos al dar sus primeros pasos once semanas después. (Imágenes: Getty Images/Instagram)

“El hospital nos ha informado que es probable que pronto las visitas se reduzcan a solo una hora y, aunque lo entiendo completamente, es muy duro para el corazón”, dijo.

Agregó en una publicación reciente: “Ahora mismo vivimos el aislamiento nacional y las estrictas restricciones a las visitas al hospital que se reducen a los familiares y cónyuges, con la posibilidad de que las suspendan completamente”.

En otra publicación, dijo que tuvieron que cancelar sus planes de viajar a casa para visitar a sus padres debido a la pandemia mundial.

“Mientras nuestra nación está en crisis, con el virus afectando la ciudad en la que nos encontramos actualmente, no podemos poner en riesgo a pacientes ya vulnerables como Mike, por lo que nos quedamos en casa y rezamos. Nos entristece no ver a sus padres el próximo mes como estaba planeado ni tener la opción de viajar a casa en Nueva Zelanda”, escribió.

Worcester pensaba recaudar fondos para Fatialofa con su partido en casa contra los Harlequins, planificado para el 11 de abril, pero ese juego se ha cancelado ya que la Premier League se suspende al menos hasta el próximo 14 de abril.

Riley Morgan

Qué leer a continuación